59 presos han muerto por problemas de salud

63
La madre del apureño señala que su hijo fue víctima de la xenofobia | Foto referencial, archivo

El Observatorio Venezolano de Prisiones en el estado Mérida contabiliza 59 muertes y 132 heridos en las cárceles venezolanas en los primeros seis meses del año.

El 69% de las muertes han sido por problemas de salud, mientras que el 31% se debe a índices de violencia dentro de las prisiones.

Judith Vega Mejías, coordinadora del Observatorio Venezolano de Prisiones en el estado Mérida, señaló a Radio Fe y Alegría Noticias que dentro de las cárceles no existe ninguna asistencia médica y alimentación.

“Nos llama la atención que esos 59 muertos han sido por problemas de salud, la mayoría por Sida, dengue y tuberculosis. También hay fallecidos por desnutrición porque el Estado venezolano no les está proporcionando comida”, aseguró la coordinadora.  

Retardo procesal

La coordinadora del Observatorio Venezolano de Prisiones en Mérida señaló que hay casos en los que el órgano judicial pospone los juicios de algunos privados de libertad, retrasando las sentencias, una situación que calificó de alarmante.

“La vida del preso no vale para el Estado venezolano. El retardo procesal es lo que nos hace decir a nosotros que la pirámide está invertida porque hay más procesados que sentenciados, cuando debería ser al contrario”, ratificó.

Vega también aseguró que la nueva modalidad en los últimos años se caracteriza por maltrato como torturas físicas y psicológicas.  

El Observatorio Venezolano de Prisiones cuenta con 16 coordinadores a nivel nacional y su misión es monitorear las situaciones que se presentan en los retenes policiales y cárceles para denunciar la violación de los derechos humanos y que éstas tengan justicia.  

Este miércoles 07 de agosto, el Observatorio Venezolano de Prisiones en Mérida mostrará la realidad de los privados de libertad en Venezuela mediante un cine – foro denominado Cárceles de Venezuela: Terror tras las rejas, donde no se permitirá la presencia de menores de edad debido a la crudeza de las imágenes.