A partir del 8 de noviembre abrirán iglesias de El Tigre

Referencial

Tras la aprobación  por parte del gobierno nacional de la apertura de templos e iglesias del país a partir del 1 de noviembre en semanas de flexibilización, la Iglesia Católica en el sur  de Anzoátegui, acordó esperar una semana más para adecuar las parroquias a los protocolos sanitarios respectivos para así evitar la propagación del Coronavirus.

El obispo de la Diócesis de El Tigre, monseñor José Manuel Romero Barrios, en confirmó la información de esta decisión.

Asimismo aclaró que son los párrocos, oído el Consejo Pastoral y el Consejo de Asuntos Económicos, los que decidirán el momento de la apertura de los espacios eclesiales, una vez adecuados y organizado el protocolo de bioseguridad con apoyo de los fieles.

Recordó sin  embargo que “la pandemia no ha terminado” y que una segunda ola de contagios se está dando en otros países.  “Es imperativo reabrir los templos y tener la vida sacramental, en torno al Señor, pero eso no nos debe llevar a descuidarnos”, dijo Romero Barrios.

Normas generales de bioseguridad

*Uso obligatorio y correcto del tapaboca.
*Lavado obligatorio de las manos.
*Desinfección del calzado y demás objetos personales (celulares, libros, camándulas, entre otros).
*Uso obligatorio del gel antibacterial y/o alcohol.
*No tocar imágenes y otros objetos del lugar.
*Recordar no tomarse de las manos en ciertos momentos del culto (Padre Nuestro, saludo de la paz, entre otros).
*Evitar aglomeraciones al entrar y salir del templo.
*En la Sagrada Comunión, hacerla en la mano, y al acercarse mantener la distancia. Espera las instrucciones del celebrante.
*Mantener distanciamiento físico de 1,5 mts.
*Evite acercarse en demasía al sacerdote; es deber suyo cuidarlo.
*Si sabes que posees algunos síntomas de resfriado, evita asistir; quédate en casa y cuida de todos.
*Las personas de alto riesgo (tercera edad -60 años-, hipertensos, diabéticos, enfermedades cardiacas, pulmonal, entre otros), en esta etapa de flexibilización, NO deben asistir al templo.
*Toma de temperatura corporal.
*Respetar el aforo de 40%, o menor a este, si el párroco lo dispone.
*Ventilación y desinfectacción de los espacios, antes y después de cada ceremonia.
*Es necesario crear conciencia, por eso, para llevar a cabo la desinfectacción de los lugares y personas, es necesario la colaboración de todos. *Puedes dar tu aporte económico a través de los datos bancarios de las parroquias y/o personas encargadas, o colaborar con los debidos químicos (gel, cloro, alcohol, entre otros).
*Como medida de prevención, se colocará una cesta o canastilla en algún lugar del templo, para que los fieles coloquen sus ofrendas (colecta).
Con respecto a las otras actividades parroquiales (encuentros de catequesis, de movimientos apostólicos, entre otros), daremos indicaciones más adelante, pidiéndoles calma y cordura.