Acusan a la policía de dispararle al rostro a un adolescente en Táchira

Imagen: Captura de pantalla de video cortesía de @JuanPalenciaS

Un adolescente de 16 años de edad habría perdido la vista tras recibir varios perdigonazos a quema ropa durante una protesta por falta de gas.

El hecho ocurrió en la autopista San Cristóbal – La Fría, en el municipio Cárdenas, en la población de Táriba a las afueras de San Cristóbal en el estado Táchira en horas de la mañana de este lunes.

La madre del joven, Adriana Parada, relató que ella y sus dos hijos habían llegado al sitio a las cuatro de la mañana porque les habían avisado que llegaría el gas, dijo que esperaban tranquilamente junto a ancianos, niños, mujeres y hombres que habían madrugado igualmente porque ya tienen tres meses sin el servicio.

Precisó que el encargado de la distribución de gas, a quien identifica como el señor Victor, llegó en tres oportunidades al sitio sin ofrecer respuesta a quienes permanecían en protesta, hasta que la tercera vez habría advertido a las personas que ya les iba a resolver.

Explicó que las personas que permanecían a la espera obstaculizando el paso en la vía principal, permitían el paso de personas enfermas y demás emergencias mientras esperaban una respuesta.

Para sorpresa de la gente, dijo Adriana, de pronto vieron venir a la policía corriendo hacia donde ellos se encontraban haciendo la cola, ante lo que se quedaron parados, pues asegura que no estaban haciendo nada, ni estaban armados con palos o piedras, sin embargo, los funcionarios los habrían agredido a empujones y golpes.

Detalló que su hijo retrocedió para recoger uno de los cilindros de gas cuando fue agredido de forma directa por un funcionario policial, quien le disparó directo al rostro.

En medio del llanto, Adriana Parada enfatizó que ahí no había guarimberos, que sólo habían personas cansadas de cocinar a leña y que sus hijos estaban ayudándola a cargar las bombonas.

Dijo “la policía le cegó la vida a mi hijo, mi hijo de 16 años que se graduaba ahorita de bachiller, lo que hicieron fue una injusticia con él. No se que hacer con mi hijo, no se que voy a hacer de ahora en adelante”.

Insistió “yo lo que quiero es justicia”, tras preguntarse reiteradamente por qué le hicieron eso a su hijo, sentenció “ya basta”.

El doctor Luis Ramírez, presidente de la Corporación de Salud del Táchira, dijo que las heridas comprometieron los globos oculares del menor Rufo Antonio Chancón Parada.

El diputado al Consejo Legislativo del estado Táchira Juan Carlos Palencia, compartió un video sobre los hechos en su cuenta en la red social twitter.