Agua potable y aseo son los servicios más inestables de José Félix Ribas en Barquisimeto

Barrio José Félix Ribas
Foto: Radio Fe y Alegría Noticias

Durante los últimos meses las problemáticas en materia de servicios públicos como el agua, aseo urbano y transporte se han intensificado en el barrio José Félix Ribas, ubicado al oeste de la ciudad de Barquisimeto, estado Lara. 

Las familias que residen en la zona califican al servicio de aseo urbano como uno de los menos eficientes en el año debido a que los camiones recolectores de basura solamente pasan por las avenidas principales de la zona, omitiendo las calles transversales y dejando acumular las bolsas de basura. 

Los afectados aseguran que dicha situación ha obligado a las personas en la zona a tener que buscar otras alternativas para poder solucionar la deficiencia del servicio. 

Entre ellas destacan que algunos vecinos se dedican a pasar casa por casa y llevarse los desperdicios a un terreno cercano llamado “zamurera”, que en ocasiones es utilizado por las comunidades aledañas como un vertedero a cielo abierto.

“Hay unos vecinos que se dedican, por no tener empleo, a pasar por las casas y echaban la basura en una carretilla. La llevan a un sitio estratégico dentro de la zamurera  para botar el aseo y de eso manera hemos solventado”, dijo Yajaira Franco, habitante de la comunidad. 

Franco, quien tiene más de 42 años viviendo en el sector, informó que la deficiencia en la recolección de basura la llevan sufriendo desde hace dos meses. Un problema que acarrea proliferación de moscas, zancudos y otras plagas, además de enfermedades como diarrea. 

Foto: José Félix Ribas, al oeste de Barquisimeto/Foto: Radio Fe y Alegría Noticias

La falta de agua: otro dolor de cabeza

Aunque la recolección de basura es el servicio con mayores fallas, no es el único problema que existe en la zona, ya que el agua potable por tubería es otro dolor de cabeza para los vecinos del barrio. 

Franco indicó que el suministro de agua es inestable en la comunidad. Precisó que el servicio llega en la comunidad pero con poca fuerza y algunas casas no logran llenar sus tanques debido a esta situación. 

“Si llega el servicio, pero como disminuyeron por el motor que no está operando, el agua nos llega muy débil y muchas casas no podemos suministrar del líquido”, añadió. 

Asimismo, la señora Yajaira comentó que las familias del sector deben acudir a la compra de agua por camiones cisternas en un precio de 10 dólares por un tanque de 5 pipas para poder abastecerse del servicio de agua. 

Ante esta problemática piden a las nuevas autoridades en la entidad larense, tanto de la gobernación como de la alcaldía de Iribarren a acercarse al barrio y atender las necesidades de las familias ya que manifiestan sentirse complemente abandonados por el gobierno regional.

La falta de alumbrado es otro problema en el barrio/Foto: Radio Fe y Alegría Noticias