Alertan de alta demanda en problemas de salud mental en Latinoamérica

Foto: Referencial web

Desde la llegada del virus del coronavirus a la región de las américas hace 16 meses, se han estado generando datos que muestran la verdadera amplitud del impacto que tiene sobre la salud mental de las personas.

Según los datos ofrecidos por la doctora Carissa Etienne, directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), los resultados de ese muestreo son desalentadores.

Etienen precisó que la demanda de salud mental y apoyo psicosocial nunca ha sido tan alta.

«A lo largo de la pandemia, el estrés y el miedo han invadido nuestra vida cotidiana y un número sin precedentes de personas han perdido sus trabajos y luchan por mantener a sus familias» dijo Etienne.

Una encuesta que realizó la OPS recientemente a trabajadores de la salud en 30 países, arrojó que el 35% de ellos dijo que necesitaba ayuda psicológica; pero solo un tercio de ellos la había recibido.

Ansiedad o depresión

La representante de la salud en las Américas acotó que más de la mitad de los programas escolares de salud mental y más de las tres cuartas partes de los programas extraescolares se han interrumpido parcial o totalmente; un momento en el que más del 15% de los jóvenes sufren depresión.

En el estudio, casi el 90% de los países participantes informaron que los servicios de psicoterapia y asesoramiento en salud mental se han visto interrumpidos.

En este sentido, actualmente el 60% de las personas en América y el Caribe sufren ansiedad o depresión, aseguró la OPS.

Condiciones vulnerables

El organismo aseguró que las personas que viven con trastornos de salud mental, tienen dificultades para acceder a medicamentos o terapias esenciales. Esto incide en el empeoramiento de sus condiciones y los deja vulnerables a las crisis.

Precisaron que muchas personas pueden estar experimentando problemas por primera vez, incluidos los trabajadores de salud.

La OPS aseguró que están trabajando con los países para reducir el estigma y apoyar a las personas en su salud mental a sentirse cómodas y seguras pidiendo ayuda.

Por último, la OPS pidío a los países inversión en salud mental para afrontar la pandemia y limitar su efecto dominó en los próximos años.