Amigos de lo ajeno hicieron estragos en la escuela de Fe y Alegría El Tigre

Pese a la cuarentena social, los amigos de lo ajeno no parecen tener ningún descanso para causar estragos dentro de las instituciones educativas sobretodo, cuando están solas.

En esta oportunidad, el turno le tocó a la escuela de Fe y Alegría El Tigre, donde sujetos aprovecharon para desmantelar y llevarse el techo de dos salones que servían de usos múltiples.

Así lo dio a conocer Robert Valera, coordinador de pastoral de la institución.

El educador explicó que acudió a la institución a realizar algunos trámites administrativos que exigen las autoridades educativas del municipio Simón Rodríguez, y durante un recorrido por las instalaciones,  visualizaron que faltaba el techo en esa área.

Señaló que los vándalos sustrajeron 20 planchas de zinc,  sin llevarse otros materiales que se encontraban allí. Presumen que el acto se llevó a cabo durante el fin de semana.

Argumentó que no es la primera vez que son visitados por los amigos de lo ajeno, pero gracias a la intervención de los vecinos lograron frustrar un robo.

“Meses atrás intentaron desmantelarnos, pero los representantes estuvieron muy pendientes e hicieron llamadas y lograron frenar el acto”, afirmó.

Recordó que la escuela ha sido robada en más de cuatro oportunidades. En estos hechos les han sustraído equipos de cocina, de sonido y computación así como materiales de gran valor para el trabajo educativo.

“(Una vez) Se metieron y se llevaron el microondas, el equipo de sonido que se utilizaba para hacer los actos cívicos, computadoras y aires acondicionados”, comentó.

El coordinador de Pastoral de la escuela de Fe y Alegría El Tigre dijo que acudió al puesto del Guardia Nacional Bolivariana más cercano a la institución y éstos le dijeron que como tal no recibían ninguna denuncia, por lo que acudirá este jueves a la Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalística (CICPC) El Tigre a formalizar la denuncia.

Hizo un llamado a los cuerpos de seguridad para que estén más atentos y que haya más compromiso con las instituciones educativas porque “el vandalismo se da más en horas de la noche”.

La escuela Fe y Alegría en El Tigre cuenta con una población estudiantil de más de 560 estudiantes que va desde inicial hasta media técnica.