Apuneg: Gobierno debe 11 meses a la caja de ahorros

254
APUNEG

Este lunes 24 de octubre la Asociación de Profesores de la Universidad Nacional Experimental de Guayana (Apuneg) protestó en las adyacencias de la Inspectoría del Trabajo para exigir el pago de los 11 meses de retraso en sus retenciones y en la caja de ahorros, un beneficio que según los manifestantes forma parte sustancial del salario de los profesores universitarios.

Antes de hacer el llamado a asistir a la Inspectoría del Trabajo, ubicada en la Avenida Monseñor Zabaleta de Puerto Ordaz, la Apuneg emitió un comunicado en el que la junta directiva denunciaba la existencia de esta deuda. El texto reza que “las retenciones de Apuneg para el mes de junio alcanzaba la suma de 40.328,00 Bs.”, acumulando siete meses adeudados.

En su comunicado, la Apuneg también expresó que “el Gobierno secuestra los recursos de las cajas de ahorros y las retenciones de los gremios, vulnera sus derechos y afecta financieramente su funcionamiento”.

Asimismo, denunciaron que el 50 % del valor de estos beneficios se ha perdido por depreciación y consideraron que “esto es un delito”.

“A este ritmo se esfumaron los ahorros de los Trabajadores Universitarios (…) Las Autoridades Universitarias UNEG son cómplices silentes de este delito. Exigimos que se nos cancele las retenciones y aportes de caja de ahorro, así como también las retenciones de los gremios”, cerró el comunicado.

APUNEG
APUNEG

Representación del 20%

Por su parte, el presidente de la Apuneg, Raúl Brito, explicó que esos 11 meses de deudas representan el 20% del salario integral de los profesores universitarios de Venezuela. “10% que debe aportar el trabajador y 10% que debe aportar el patrono. Ese 20% no se lo están entregando a las cajas de ahorros, por lo tanto, no se está ahorrando y, segundo, se está devaluando”, dijo Brito.

Brito también detalló que a los profesores de universidades se les debe un aproximado de 120 mil dólares que deberían estar reflejados en sus cajas de ahorro lo cual, según él, también sucede con el personal administrativo.

“Este tipo de retención es un delito, porque el ahorro es el salario de los trabajadores y permitir que se devalúe es un delito tipificado por la ley de la República”, expresó el presidente de la Apuneg, en referencia a que el gobierno de Nicolás Maduro y los entes que se encargan de velar por el salario de los trabajadores, están violando la Ley Orgánica del Trabajo, que se estableció para “proteger al trabajo como hecho social y garantizar los derechos de los trabajadores y de las trabajadoras creadores de la riqueza socialmente producida, y sujetos protagónicos de los procesos de educación y trabajo para alcanzar los fines del Estado democrático y social de derecho”.

Brito hizo hincapié en que están siendo víctimas de un delito laboral por parte del Gobierno Nacional: “Nos secuestró nuestro dinero de la caja de ahorro, no nos lo quiere entregar y se está devaluando. Es un robo que está ocurriendo”.

Demanda colectiva y unidad

En este sentido, el representante principal de la Apuneg anunció que están estudiando hacer una demanda colectiva junto a la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela (Fapuv), para ir ante el Tribunal Supremo de Justicia y exponer el caso, además de demandar a la Oficina de Planificación del Sector Universitario (Opsu) y al Ejecutivo Nacional “por este robo que está ocurriendo en todas las universidades públicas venezolanas”.

Por otro lado, en la protesta en la Inspectoría del Trabajo también estuvieron presentes jubilados de empresas como Ferrominera, Alcasa, Venalum, Sidor, Maderas del Orinoco y Vencemos, que pertenecen al holding de la Corporación Venezolana De Guayana (CVG). Según indicó Brito, asistieron para apoyar a los profesores universitarios activos y jubilados de ciudad Guayana, pero también para exigir respuestas sobre los pagos que están recibiendo.

“Muchos jubilados no saben cómo se les está pagando: no les muestran los listines de pago y aunado a eso hay trabajadores que los han desincorporado de forma imprevista”, denunció.

Ante la dudas y deudas existentes, Brito hace un llamado al cese de las injusticias e instó a la Inspectoría del Trabajo para que responda por la situación de los jubilados y de los profesores universitarios. “Nos estamos apoyando porque la pelea tiene que ser de todos, mientras seamos más, seremos más fuertes. Este Gobierno no va a poder mientras estemos unidos”, exclamó Brito.