Artesanos en Tucupita cambian sus productos por comida

Las familias que se dedican al arte en Tucupita se han visto obligadas a cambiar parte de sus productos por comida como una forma de pago.

Rafael Campero, un habitante de la comunidad 23 de Febrero de Tucupita, es uno de los artesanos que sale a vender algunos bolsos hechos con el tallo de la flor de bora. Pero ante la poca demanda, termina cambiándolos por algunos productos alimentarios.

“Hay días que no puedo vender nada porque la gente no tiene efectivo, por eso tengo que hacer trueques. Por un bolso a veces me dan 6 kilos de arroz al precio que lo tienen los bachaqueros”, explicó el deltano mientras intentaba vender sus artes en el centro de Tucupita.

Los revendedores de comida expenden un kilo de arroz en 50 mil bolívares, por lo tanto, el valor aproximado de los bolsos de bora es de apenas 300 mil bolívares.

Además de la falta de dinero en efectivo, el deltano tiene que afrontar la paralización del transporte público a causa del confinamiento social. Ahora camina todos los días desde el sector Paloma hasta el centro de Tucupita y viceversa.

“No vivo en el centro y tengo que caminar. En la mañana es fresco, pero al mediodía llego muy cansado a mi casa. No es fácil”, dijo el deltano.