Artistas crearon movimiento «Yo Te Creo Venezuela» en apoyo a las víctimas de abuso sexual

Imagen: @yotecreovzla.

Un grupo integrado por más de 70 mujeres artistas anunció la creación del movimiento «Yo Te Creo Venezuela» en respaldo a las víctimas de abuso sexual y violencia de género en el país.

Dicha iniciativa surge como respuesta a la ola de denuncias realizadas desde hace unos pocos días sobre casos en los que están involucrados como perpetradores, o presuntos perpetradores, hombres de la disciplina artística nacional.

«Los últimos días son difíciles de digerir para muchas mujeres venezolanas. Los testimonios de abuso y violencia sexual por parte de músicos y miembros del gremio del entretenimiento venezolano a mujeres y niñas se multiplican con impunidad, sacando a la luz el trago amargo que las victimas han pasado en silencio durante años», se lee en el comunicado difundido por «Yo te creo Venezuela», en referencia a las denuncias publicadas en las redes sociales.

Indicaron que las mujeres venezolanas que hacen vida en el gremio artístico, en la prensa y comunicaciones, se levantan para denunciar el acoso sexual.

«Los derechos de las mujeres son derechos humanos y nos negamos a que los asuntos de género sigan siendo postergados de la agenda pública», se lee en el documento.

Las artistas resaltaron que «el modus operandi de los perpetradores fue y sigue siendo usar la fama y la posición de poder para ejercerlo con mujeres que los seguían y admiraban por su trabajo artístico».

Asimismo anunciaron que con la creación del movimiento:

  • Recolectarán cifras e información de víctimas y testimonios de casos dentro del gremio.
  • Canalizarán estos casos hacia las organizaciones no gubernamentales que ya cuentan con protocolos para el acompañamiento legal y psicológico de las víctimas.
  • Organizarán un concierto y evento masivo en unidad con todas las artistas venezolanas que son parte del mundo del arte y el entretenimiento, para visibilizar y crear conciencia de la situación.
  • Crearán campañas de concientización para educarnos en la equidad con enfoque de género.

Músicos enfrentaron acusaciones de abuso

Durante el fin de semana el nombre de Alejandro Sojo, excantante de la banda de pop rock venezolano Los Colores, fue tendencia en la red social Twitter por acusaciones de abusos sexuales.

En la plataforma Instagram se abrió un perfil con el nombre @AlejandroSojoEstupro con el fin de mostrar testimonios de las presuntas víctimas de Sojo, quien se aprovechaba de su influencia y fama para convencer a menores de edad de tener relaciones sexuales con él.

En el perfil se publicaron hasta seis testimonios, capturas de conversación y denuncias en las que se observan cómo Sojo mantenía conversaciones lascivas con jóvenes de 14, 15 y 16 años de edad.

El cantante, que apareció en la escena musical venezolana en 2012 luego de ganar el Festival de Nuevas Bandas con la agrupación Los Colores, se pronunció al respecto y pidió una disculpa pública.

Sin embargo esta acción no fue suficiente pues las presuntas víctimas desean que la justicia actúe y que la deuda moral de alguna forma pueda ser resarcida.

Las cuentas de la banda Los Colores y Sojo fueron eliminadas de las redes sociales.

El caso de Leonardo Jaramillo

Tras el apoyo masivo que recibieron las víctimas de Sojo más mujeres y jóvenes se atrevieron a denunciar a otros integrantes de bandas venezolanas y contaron sus experiencias de abuso sexual.

Entre las denuncias está la de una joven quien denunció en Twitter que el guitarrista de Okills, Leonardo Jaramillo, conocido como Kmarón, le pidió imágenes íntimas suyas luego de mantener una conversación casual en dicha red social. En ese entonces Jaramillo tenía 23 años de edad y ella 17 años.

La joven denunció que ese comportamiento era habitual en el artista, quien le enviaba constantemente fotos de su cuerpo desnudo.

Posteriormente Jaramillo publicó un comunicado en el que no asumió los hechos de los que se le acusaban.

La banda Okills también se pronunció respecto a esta situación y rechazó cualquier conducta que vulnere la integridad de otra persona.

«Estamos del lado de las víctimas y nuestra plataforma está abierta para todas aquellas personas que quieran denunciar cualquier abuso dentro o fuera de la industria de la música», escribió Okills.

La renuncia de Tony Maestracci

En medio de la ola de denuncias la agrupación Tomates Fritos informó sobre la renuncia de su baterista Tony Maestracci.

La dimisión Maestracci ocurrió luego de haber sido acusado de abuso sexual. Se trata de una joven que dijo que fue su víctima en diciembre de 2019 cuando viajó a Caracas para asistir al Cusica Fest.

La joven dijo que estaba bajo los efectos del alcohol, pero recuerda que Maestracci la llevó a su cuarto. Luego despertó desnuda recordando episodios de él encima de ella sin ropa.

Detalló que todo se generó luego de que el exintegrante de Tomates Fritos entró en un grupo de WhatsApp para proveerles a sus integrantes pases V.I.P. para el evento.

Por su parte Maestracci aseguró que no cometió ninguna violación y que no tuvo relaciones sexuales de ningún tipo con la joven antes mencionada.

La banda Tomates Fritos expresó su solidaridad con la víctima y su familia. Aseguró confiar en que se cumpla con el debido proceso en el caso.

«Lamentamos profundamente las acusaciones formuladas contra uno de los integrantes de la banda. Tony Maestracci nos ha acompañado por 14 años, a lo largo de nuestra formación. En espera de que esta lamentable situación se esclarezca, él ha hecho pública su renuncia», expresó la banda en un comunicado difundido en Twitter.

Daniel Landaeta de Le’ Cinema

Daniel Landaeta, baterista de la banda Le’ Cinema, también fue acusado de abusar sexualmente de un joven en 2018.

La joven no especificó cuántos años tenían en ese momento, pero sí detalló que no era muy experimentada y que se negó a tener relaciones sexuales con él. Ambos mantenían conversaciones frecuentes pero cada vez que ella se negaba a tener relaciones sexuales, Landaeta la hacía sentir mal por ello.

«Cada vez que teníamos algún encuentro sexual y no terminaba en lo que él quería, se molestaba. El abuso sucedió en su casa, en una reunión con todos nuestros amigos», relató.

Una vez que ambos estuvieron a solas, la joven mencionó que ella claramente le dijo al baterista que no. No obstante, ante la presión de él, ella cedió.

«Tuve pesadillas, personas que no me creían cuando conté todo, sesiones de terapia culpándome por lo que había pasado», expresó la joven.

Grupo Skena y Juan Carlos Ogando

El Grupo Teatral Skena publicó este martes un comunicado en el que anuncia que apartará de esa institución, «luego de un mutuo acuerdo», a Juan Carlos Ogando, director y cofundador, acusado recientemente de abuso sexual.

«Entendemos que los hechos expuestos deben ser escuchados e investigados. Esto previa denuncia formal que permita el ejercicio cabal del derecho a la defensa de la persona señalada y el establecimiento de responsabilidades», se lee en el documento difundido por Skena.

La acción sucede luego de que una exalumna de los talleres de Skena acusó a Juan Carlos Ogando de tocarla de forma inapropiada cuando era una adolescente.

El Grupo Skena rechazó generalización en su contra por la actuación de una persona, pero aseguró que no se deslindará de su deber «ético de atender la denuncia», ni tampoco desconocer el vínculo que tienen «con alguien importante de nuestro grupo».

Con información de El Nacional y Diario Primicia.