Aseguran que han aumentado tráfico y trata de niños venezolanos

Referencial

El abogado Martín Geymonat, director de la Fundación Venezolana de Niños Sustraídos, Retenidos y Desaparecidos (Funvenides), confirmó  a través del conversatorio “Mi cuerpo no tiene precio: Trata de personas incrementada durante la pandemia», efectuado este viernes 30 de julio, que existen alrededor de 100 denuncias por niños desaparecidos o retenidos, víctimas de tráfico, trata o secuestro parental en el país.

El evento fue organizado por el Observatorio Nacional de Derechos Humanos, propósito del día mundial contra la trata de personas.  Geymonat indicó que la venta de niños venezolanos se ha vuelto popular en el mercado de tráfico y trata de personas y que además “son costosos, especialmente las niñas”.

A su vez denunció que existen jueces y abogados en Venezuela que están dando “velos de legalidad” al identificar gran cantidad de partidas de nacimientos falsas, no solo en niños venezolanos, sino también en niños extranjeros. “No entiendo cómo un niño extranjero puede tener una partida de nacimiento como venezolana. Se puede identificar la existencia de partidas de nacimiento paralelas”, expresó.

Señaló que hay varias razones por las que a los niños los padres se los lleven al extranjero. Una, es el simple hecho de querer emigrar, pero también está sucediendo que los padres caen en las redes de tráfico y trata de personas y los niños terminan desaparecidos.

Por otro lado Martin Geymonat reveló que el 90% de las denuncias realizadas por violencia intrafamiliar o violencia de género en el país se encuentran incompletas porque los funcionarios encargados de recibirlas no se lo toman en serio.

El abogado explicó que cuando una mujer va a realizar una denuncia el procedimiento lo vuelven muy complejo y al final, la victima desiste. Siendo esto el motivo por lo que no hay una cifra oficial del tema pues la mayoría de los procesos quedan incompletos.

Por su parte, Nury Pernía, representante de la ONG Ámbar, acotó que como en Venezuela  no existe ninguna política que se refiera a la trata de personas, no existen cifras oficiales, sino que solo se conoce lo que las organizaciones han ido identificando.

De acuerdo con la Agencia de la Organización de las Naciones Unidas para los Refugiados, ACNUR, la trata de personas es “un delito en el que una persona es engañada o atrapada en una situación de explotación para el lucro o beneficio privado de otra persona, puede adoptar diversas formas, como explotación sexual, trabajo forzado, esclavitud, extracción de órganos, reclutamiento forzado en grupos armados, matrimonios forzados y mendicidad forzada, entre otros”.