Aumenta a 3 los muertos en comunidad indígena de Bolívar

Foto: cortesía.

La fiebre del oro sigue cobrando vidas al sur del país. Armando Óbdola, representante de la comunidad indígena del Caura, estado Bolívar, informó a Radio Fe y Alegría Noticias que aumentaron a tres los muertos de las etnias yekuana y jibi debido a un ataque perpetrado por grupos irregulares que habitan en la zona, este 6 de mayo.

Óbdola asegura que este derramamiento de sangre no es de ahora, ya tiene vieja data.

En los últimos dos años se han contabilizado más de 20 indígenas asesinados y centenares de desplazados relacionados con la incursión de estos grupos armados en territorio ancestral.

Armando asevera que las comunidades organizadas, conjuntamente con sus capitanes indígenas, han informado al Estado sobre esta situación sin tener alguna respuesta.

También han consignado diversos informes a distintas instancias como la Fiscalía General de la República, Defensoría del Pueblo y organismos internacionales, “pero no responde nadie”, lamenta Óbdola.

Es tal el nivel de indefensión que estas comunidades indígenas han creado su propia policía denominada “Policía Indígena”, para protegerse de los grupos armados.

“Ellos (los grupos irregulares) no solo se dedican a la minería, sino al contrabando. Es bien sabido que hacia el sur la única alternativa que tienen es el estado Amazonas, con la minería del oro y del contrabando de gasolina a Colombia, entonces hay como sectorizaciones de estos grupos y en el medio quedan las comunidades indígenas, produciéndose las violaciones a los DDHH”, relata Armando.

En el estado Delta Amacuro comunidades enteras han sido desplazadas por estos grupos irregulares, es el caso del municipio Antonio Díaz, donde los armados amenazan y les expulsan de sus tierras para realizar actividades con fines ilícitos.