Aumenta el número de niñas trabajadoras en la Guajira

Referencial/Foto: BBC.com

Los mercados informales del municipio Guajira, Zulia, siguen siendo los espacios donde se observan a más niños trabajando.

Desde hace años se constata que los niños varones realizan trabajos pesados como la carga de bultos, sacos, cajas y pimpinas de gasolina.

Pero para este 2020 el fenómeno ha cambiado y se observa a más niñas trabajando, quedando más expuestas a hechos de violencia.

La baja matrícula en las escuelas parece ser un indicador de esa realidad que preocupa a los representantes de las instituciones educativas en la región.

El profesor Eric González, coordinador de educación indígena, reseña que debido a la pandemia se ha instruido que los estudiantes elaboren sus portafolios de actividades académicas “pero muchos no lo están haciendo”.

Llama a los padres y representantes a atender con más dedicación a estos niños que no están cumpliendo con las asignaciones escolares, “sobre por la vulnerabilidad que tienen esas niñas a la hora de salir y estar en la calle…vendiendo café desde las 5 de la mañana en Los Filúos, por ejemplo”.

Denuncia también que para estas niñas y niños existe una total indefensión por parte de las instituciones encargadas de aplicar la LOPNA.

Los testimonios

  • Una niña de 5 años contó que trabaja en una casa de familia barriendo y apenas le pagan con comida, algunas veces, y unos 3 mil pesos colombianos, con los cuales compra queso para su familia
  • Otro pequeño, de 10 años, relató que sale a vender café y chucherías. Suele levantarse a las 5 de la madrugada.
  • El chamo de 12 años vende gasolina. Dice que diariamente se gana 10 mil pesos pero corriendo muchos riesgos.

Por Norma González/Radio Fe y Alegría Noticias