Aumentaron los asesinatos en tierras indígenas de Brasil en un año

106

Nueve asesinatos fueron registrados en el periodo 2020-2021 en las zonas rurales de Brasil. Mientras que para el periodo 2021-2022, los casos de estos homicidios ascendieron a 109.

Los datos corresponden a los números divulgados por la Comisión Pastoral de la Tierra (CPT) en su más reciente informe.

En general, todos los conflictos que terminaron en asesinatos están relacionados con conflictos por tierras y la explotación minera. Otro dato que expone la CPT es que de los 109 asesinatos, 101 fueron en territorio de los indígenas yanomamis.

El informe anual expone que en el período 2020-2021, las muertes por conflictos aumentaron de nueve a 109; de ellas, 101 fueron víctimas de la explotación minera y se encontraban en territorio yanomami en Roraima.

Los 108 asesinatos es consecuencia de 1.768 enfrentamientos violentos protagonizados por hacendados y trabajadores por tierra, agua o de otra índole laboral.

El informe esclarece que “esos delitos de homicidio son deliberados y alcanzan notoriamente a líderes de comunidades y sindicalistas, que resisten a la usurpación”.

El informe reseña que entre los asesinatos están registrados los nombres de cinco personas de la comunidad sexo diverso, nueve del Movimiento Sin Tierra y un joven indígena.

Además, fueron torturados 13 trabajadores, mientras que 75 fueron agredidos, al mismo tiempo, se contabilizan 1.726 trabajadores en sometimiento, cifra que supera un 113 por ciento los casos identificados en 2020 por el CPT.