“Auxilio”

¡Virgen María Auxiliadora!, ¡Virgen de mi admiración!, expreso con estas palabras, lo que agradece mi corazón.  María Auxiliadora, fuiste tú una gran mujer. María Auxiliadora donde estés te seguiré. Gracias por tu amor que me da gran devoción, gracias por tu paz que me da tranquilidad. ¡María Auxiliadora!, ¡María Auxiliadora!, no te dejaré, nunca nunca de querer. Guía mi andar, moldea mi actitud, para así lograr mi objetivo de seguirte a ti, a mi Dios, y a mi patria también. María Auxiliadora, María Auxiliadora, no te dejaré, nunca, nunca de querer… (a)

El adjetivo “auxiliadora” significa la mediación sagrada que mantiene la Virgen María, “auxilio de los cristianos”, ante Dios nuestro Abba Padre de la Salvación eterna. Que cobra aún mucha más vigencia, ante la inminente apostasía, que se hace evidente en la fractura o cisma de la institución eclesial y la estratagema abierta, pública e impune, que tiene como ruin propósito socavar las bases físicas y morales del núcleo familiar y demás instituciones esenciales de la sociedad: las personas aisladas, atomizadas, sin formación integral en valores humanos, y alejadas de Dios en lo fundamental, siempre serán presas fáciles del maligno y sus secuaces, pro manipulación perniciosa hacia la decadencia espiritual y nivel de conciencia.

Digresión: No es casual el incidente presentado en el consejo universitario de la Universidad de los Andes (ULA), Mérida-Venezuela, el pasado 19-05-2021. El mismo guarda relación con la suspensión abrupta de la sesión por parte de la presidenta de la FCU, y donde se trataría como punto único, el problema de la inseguridad con funcionario del gobierno nacional. Referencia: entrevista al rector de la ULA, el día 20-05-2021, en la emisora de radio 91.9 FM de la ciudad de Mérida, Venezuela https://bit.ly/2SZcgG6

En relación a lo anterior valga recordar parte de la comunicación del 04-02-2019,  la cual fue dirigida al rector y consejo universitario de la UNET (la misma puede ser revisada en su totalidad en https://bit.ly/2Sgto9T):

Una cuestión trágica muy cierta es que más del 95% de los venezolanos estamos en una condición infrahumana; en consecuencia angustiados, desesperados, obstinados y realmente ansiosos por erradicar definitivamente el “modelo de gestión gubernamental nacional” de hambre y miseria, pero esta terrible realidad no quiere decir que nos vayamos al abismo como “cobayas” o “conejillos de indias”, cuando por si sola está desgastada y aniquilada esa forma insensata y absurda de gobernar (donde todo lo ha destruido)… es insustentable y ya no lo soporta nadie… no había necesidad de involucrar a nuestra querida UNET en un conflicto político que rebasa nuestras fronteras (de eventual confrontación bélica), con un perfil muy bien delineado de enfrentamiento entre poderes e intereses políticos y económicos de corte internacional: al estilo renovado de “guerra fría”.

Por tanto, a mi criterio no es ningún mérito que manifestemos a los “cuatro vientos” que hemos sido la primera Universidad en dilucidar un aspecto sobre el cual ni los mismos organismos internacionales como la OEA y la ONU han llegado a un consenso. (Fin de la digresión)

La Virgen nos ha dicho, “no olviden que el objetivo y fin de nuestra vida es el cielo”. Pero nos desvían la atención con el modernismo. ¿Qué es el modernismo?: es un pensamiento equivocado que nos hace pensar que solamente existe la tierra. Estamos apegados a las cosas materiales,  así que tenemos tendencia a olvidar cual es nuestro objetivo y destino de la vida terrenal. Eso se vuelve tan importante que ocupa todo nuestro campo de conciencia, y sin darnos cuenta nos desconectamos de la verticalidad que es nuestra salvación.

No obstante, ¿hoy en día dónde está la fe? El poder, el dinero y el bienestar material se han convertido en Dioses. La Virgen dice; “hijos míos, mis ojos se nublan de tristeza porque están perdidos. Han escogido un camino equivocado. Escuchen mis mensajes, vívanlo, quiero guiarlos por el camino de Jesucristo…” Tener presente que el plan del maligno  se concentra como primer punto destruir a la familia y el  segundo objetivo es destruir la iglesia. 

Todo parece indicar que estamos a las puertas del periodo denominado fin de los tiempos, donde  la batalla entre el bien y el mal será mucho más fuerte y decisiva, donde Dios le arrebatará al diabólico y a sus cómplices, el control que tienen de buena parte del mundo: lo que implicará una purificación del mundo. Pero también una purificación a nivel de cada uno de nosotros que conducirá finalmente al triunfo del Inmaculado Corazón de María, a un nuevo Pentecostés y a un posterior período de paz.

Pero lo que tenemos inmediatamente enfrente es la agudización de la batalla entre el bien y el mal, y la oración será fundamental en este período: más importante de lo que se puede imaginar. Nos enfrentaremos a un enemigo cada vez más violento y además mentiroso, que va a crear falsas impresiones para despistarnos y sacarnos de rumbo. Él tratará de darnos miedo, quitarnos la paz, desinformarnos de lo que sucede realmente, dividirnos y hacernos creer que tiene más poder del que tiene. Razones por las que debemos estar atados más fuertemente a Dios, no sólo para avanzar en nuestra purificación, dejándonos purificar por Él para que podamos acceder a todas su gracia, sino también porque necesitamos protección y poder ver la realidad sin las falsas ilusiones creadas por el maligno. Y además apoyar con nuestra oración la conversión del mundo: especialmente de nuestros seres queridos.

En tal sentido, para lograr el verdadero y único “auxilio”, todos los esfuerzos se deben concentrar en:

1) Adorar: “los invito a que se enamoren del Santísimo Sacramento. Cuando lo adoran están uniendo al mundo entero”. Es  decir, se paralizan las guerras y todo lo que conlleva (plagas y hambruna). Fracasa el odio si lo adoramos: es nuestra unidad.

2) Rezar en familia: “la oración en familia es el remedio para curar el mundo de hoy en día… cuando se reza en familia Jesús llega a nuestra casa….” Una vez que está dentro de nuestra casa naturalmente hace un trabajo divino entre nosotros. A uno le dará la paz, a otro el consuelo, la curación, la liberación, etc. Hará que crezca entre nosotros la unión de corazones y así se va hacer un miembro de nuestra familia: Jesucristo. Por tanto es menester que recemos en familia todos los días: decisión de tomar necesariamente por lo que un núcleo familiar que reza continuamente se construye una barrera de contención-protección…

3) Ayunar: “solo mediante el ayuno y la oración se pueden impedir las guerras o parar las guerras si ya han empezado o suspender eventos naturales…” Hacer un ayuno especial los miércoles y los viernes a pan y agua, como los primeros cristianos. ¿Recuerdan del Evangelio donde Jesús mandó a sus discípulos  de dos en dos para evangelizar? Una vez que volvieron no habían conseguido expulsar un demonio de un niño, entonces en privado luego que Jesús lo había expulsado le preguntaron por qué nosotros no hemos conseguido expulsar el demonio, y Jesús les contestó, porque esa clase de demonios solo se pueden expulsar mediante el ayuno y la oración: los apóstoles no habían ayunado esa vez. Por tanto, si ayunamos les cerramos la puerta a los demonios más poderosos y más violentos.

4) Leer, meditar y aplicar el Evangelio: si aprendemos a conocer la palabra de Dios conoceremos la voluntad de Dios, y el plan que tiene para todos nosotros es la salvación y liberación verdadera. Hoy en día somos bombardeados por mensajes que nos envía la televisión y el internet: la mayor parte de ellos contienen veneno. Ya no sabemos distinguir entre lo que es verdadero y lo que es falso, pero si estudiamos comprensivamente la palabra de Dios, nos va dar la verdad porque es palabra viva.

5) Confesar: “los invito a purificar el corazón del pecado, porque con el pecado nadie puede ser feliz. Con el pecado no habrá paz. Por eso los invito a una confesión mensual, porque no hay nadie sobre la tierra que no necesite confesarse por lo menos una vez al mes”.

6) Asistir a misa: como el centro de concentración y meditación para revivir la vida, pasión, muerte y resurrección de nuestro Señor Jesucristo. 

(a) De la autoría familiar Morales García, canto plegaria a la Virgen Auxiliadora. Presentada en  mayo (1993): Auditorio del Colegio Inmaculada Concepción, Mérida-Venezuela.

Fuente: “Perspectiva Económica y Académica Contemporánea”. UNET. Años: 2018 al 2021.

Pedro Morales. pedromoralesrodriguez@gmail.com  @tipsaldia. WhatsApp: +584168735028