Bachelet ratifica que su equipo no ha entrado a calabozos de Dgcim y Sebin

Foto: ONU

“Reitero mi llamado a liberar incondicionalmente a todas las personas detenidas por motivos políticos, a través del cumplimiento de opiniones emitidas recientemente por el grupo de trabajo de detención arbitraria”.

Estas palabras pertenecen a Michelle Bachelet, Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU. Este jueves 26 de febrero dio a conocer un nuevo informe sobre la situación de los DDHH en Venezuela.

Sobre la exigencia de que el gobierno de Nicolás Maduro “libere a todos los presos políticos” en el país, la diplomática reseñó en concreto que su equipo no ha podido entrar a los sitios de reclusión del Servicio Bolivariano de Investigaciones, Sebin, y de la Dirección de Contrainteligencia Militar, Digcim, para constatar las situación de los encarcelados.

De acuerdo a las denuncias de familiares, abogadores defensores y activistas de ONGs de derechos humanos, más de 130 personas privadas de libertad por razones políticas permanecen detenidas en estos calabozos en condiciones infrahumanas y víctimas de torturas.

Este informe que repasa la cooperación técnica entre el ACNUDH y el Estado venezolano, a raíz de la visita de Bachellet en julio de 2019, es el primero que sobre esta materia la titular de esta instancia de la ONU presenta este año.

Se espera que el 10 de marzo dé a conocer una actualización mucho más completa.

Este miércoles 26 de febrero el canciller venezolano Jorge Arreaza informó que se había reunido con la alta funcionaria “ratificando nuestro deseo de cooperar en el respeto de los derechos humanos en nuestro país”.