Bolivia elige a un nuevo presidente

An Aymara woman casts her vote during presidential elections, in La Paz, Bolivia, on October 20, 2019.   - Polls opened in Bolivia Sunday with Evo Morales vying for a controversial fourth term as the country's first indigenous president amid allegations of corruption and authoritarianism. (Photo by JORGE BERNAL / AFP)

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) inauguró la jornada electoral de este 18 de octubre con la promesa de realizar un cómputo seguro, aunque con la exhortación de paciencia para los resultados.

El discurso de inauguración estuvo a cargo del presidente del TSE, Salvador Romero, quien de manera retirada señaló que Bolivia está en las elección más compleja de la historia de Bolivia.

El Órgano Electoral llega a esta fecha bajo la lupa después de que a última hora se decidió cancelar la implementación del sistema Direpre, de conteo rápido, y sólo realizar el cómputo oficial, debido a que no satisfizo las expectativas en la prueba, lo cual causó susceptibilidad a nivel político.

Romero afirmó este domingo que “frente a la impaciencia de querer conocer los datos en unas horas”, el TSE ha privilegiado la certeza de resultado incuestionables sobre los cuales se posesionarán autoridades.

Reiteró que se podrá fotografiar cualquier acta, y que las mismas serán enviadas a los tribunales electorales departamentales, para ser computadas. 

“Esas actas podrán verse en el sistema de cómputo a través del internet, tal como fueron remitidas desde los recintos acompañados de la transcripción de cada cifra”, afirmó.

“El proceso exige a mantener una actitud paciente, pero al final de ese esfuerzo tendremos un cómputo seguro confiable y verificable”, afirmó Romero. 

ERBOL