Bolivia: Médicos se van a paro y los amenazan con descontarles el salario

Los médicos de Bolivia confirmaron una jornada de paro nacional por los salarios atrasados, despido de personal especializado en COVID-19 y un persistente pedido de anulación de la ley de Emergencia Sanitaria, aunque sin marchas ante la tercera ola de contagios. Foto: TCS Noticias

El ministro de Salud de Bolivia, Jeyson Auza, anunció este viernes descuentos salariales para los trabajadores sanitarios que no acudan a su puesto laboral, en el marco del paro que el sector médico boliviano lleva a cabo este viernes para, entre otras demandas, exigir la derogación de la Ley de Emergencia Sanitaria.

«Si se suspenden los servicios de salud, no se asiste a trabajar, se tomarán las medidas para realizar los descuentos correspondientes», ha advertido Auza, según el diario local «La Razón».

El sector sanitario boliviano reclama la redacción de una nueva Ley de Emergencia Sanitaria que cuente con su aval porque, a su juicio, la actual atenta contra sus derechos. En este sentido, ya llevaron a cabo paros similares durante febrero y marzo.

La normativa no habría sido consensuada con las organizaciones de trabajadores de la salud, lo que abrió un nuevo capítulo en el pulso entre médicos y Gobierno, plagado de ultimátums para aprobar una ley sanitaria por parte del oficialismo y de la contraparte, representada por el Consejo Nacional de Salud (Conasa).

El paro se cumple en el sistema público y de la seguridad social, pero se han reforzado las Emergencias para no dejar sin atención los casos urgentes ni a los pacientes con síntomas de la COVID-19.

Negociación sin frutos

El presidente del Colegio Médico Departamental, Wilfredo Anzoátegui, indicó que esperaron hasta último momento que el Ministro de Salud, Jeyson Auza, los convoque a dialogar, lo que no ocurrió, por lo que lamentó la falta de interés para escuchar al sector, después de siete cartas enviadas y 25 días de espera.

Mientras, Auza ha zanjado que no puede existir diálogo cuando una parte va al mismo con una posición «cerrada», aludiendo al rechazo a la Ley de Emergencia Sanitaria.

«Si vamos a un diálogo con una posición cerrada, se deroga porque se deroga, no vamos a llegar a nada, nosotros planteamos un diálogo en el que hablemos de la reglamentación de una ley que ya ha sido consensuada», agregó Anzoátegui.

Fuente: Europapress, El deber, La razón