Bomberos de Mérida pasaron 36 horas sin agua

Foto: Claudia García

Desde el sábado 31 de octubre, habitantes de distintos sectores del estado Mérida anunciaban a través de las redes sociales las fallas en el servicio de agua potable.

Los bomberos de la Universidad de Los Andes (ULA), que se encargan diariamente de combatir la COVID-19, se vieron afectados por la falta de agua potable. Manifestaron que durante el fin de semana permanecieron 36 horas sin el vital líquido.

El Capitán Manuel Suárez Rojas, jefe de operaciones del cuerpo de bomberos de la Universidad de Los Andes, alegó que sus compañeros deben cumplir con un protocolo de desafección cuando retornan a la estación, para el cual es necesario el agua potable, pero debido a estas fallas en el servicio, no han podido cumplirlo con normalidad.

“Ese personal que salió a atender cualquier emergencia, incluso, si debió realizar un traslado de un paciente con COVID-19, no pudo llegar a las instalaciones para asearse, a cambiarse el uniforme y a bañarse, que es común en las normas de seguridad”, señaló Suárez.

Suárez también manifestó que esta crisis afectó de igual manera la limpieza de las instalaciones de la estación de Bomberos de la ULA, las cuales deben permanecer en total pulcritud para prevenir un contagio entre los integrantes de la institución.

Agradecen que no ocurrió ninguna emergencia mientras se mantuvieron sin el servicio porque de lo contrario no habrían podido atender con buena disposición algún incendio, producto de que no cuentan con un camión cisterna para reabastecer las unidades.

Por Claudia García/Radio Fe y Alegría Noticias