Cada minuto mueren 11 personas de hambre en el mundo

BEST QUALITY AVAILABLE The fingers of malnourished one-year-old Alassa Galisou are pressed against the lips of his mother Fatou Ousseini at an emergency feeding clinic in the town of Tahoua in northwestern Niger, August 1, 2005.One of Niger's worst droughts in living memory destroyed much of last October's crop, leaving an estimated 3.6 million people short of food, including tens of thousands of starving children who could die without urgent assistance. REUTERS/Finbarr O'Reilly (NIGER) BEST QUALITY AVAILABLE - GF1DUWMZDMAA

La organización de lucha contra la pobreza Oxfam afirmó este jueves 8 de julio que 11 personas mueren de hambre cada minuto y que el número de personas que se enfrentan a condiciones cercanas a la hambruna a nivel global se ha multiplicado por 6 en el último año.

En un informe titulado “El virus del hambre se multiplica”, Oxfam señaló que el número de muertes causado por hambruna supera al de la COVID-19, que mata a unas siete personas por minuto.

“Las estadísticas son abrumadoras, pero debemos recordar que estas cifras son personas que se enfrentan a un sufrimiento inimaginable. Incluso una persona es demasiado”, dijo la presidenta y directora general de Oxfam América, Abby Maxman.

El grupo humanitario también señaló que 155 millones de personas en todo el mundo viven en estos momentos en niveles de crisis de inseguridad alimentaria o más graves, unos 20 millones más que el año pasado.

Sin atacar el real conflicto

”En la actualidad, las incesantes pugnas que se suman a las repercusiones económicas del COVID-19 y al deterioro de la crisis climática, han llevado a más de 520.000 personas al borde de la inanición y en lugar de luchar contra la pandemia, las partes en conflicto se han atacado entre sí», añadió Maxman.

Oxfam señaló que el gasto militar mundial aumentó en 51.000 millones de dólares durante la pandemia, una cantidad que excede en al menos seis veces el presupuesto que la ONU necesita para acabar con el hambre.

El informe enumeraba países denominados como “los peores sitios de hambre”, entre los cuales estaban Afganistán, Etiopía, Sudán del Sur, Siria y Yemen, todos ellos envueltos en conflictos armados.

La organización exhortó a los gobiernos a impedir que los conflictos continúen generando “hambre catastrófica” y a garantizar que los organismos de ayuda puedan operar en las zonas de conflicto y alcanzar a los necesitados.

También pidió a los países donantes que financien “inmediata y totalmente” los esfuerzos de la ONU para mitigar el hambre.

Oxfam pretende llegar a millones de personas en los próximos meses y busca con urgencia fondos para apoyar sus programas en todo el mundo”, señala el informe.

Mientras tanto, el calentamiento global y las repercusiones económicas de la pandemia han provocado un aumento del 40% en los precios de los alimentos a nivel mundial, el incremento más alto en más de una década.

Este encarecimiento contribuye de manera significativa a que decenas de millones de personas se vean sumidas en el hambre, según el informe.

Fuente: AP