Caso de Alex Saab genera crisis interna en Voluntad Popular

Referencial

Definitivamente el caso del empresario colombiano Alex Saab Morán tiene que ver con las entrañas de la política venezolana en los últimos tiempos.

Un informe de la periodista Maibort Petit revela que en el partido del principal líder de la oposición venezolana, Juan Guaidó, se ha desatado una crisis interna que algunos califican sin precedentes.

En Voluntad Popular han renunciado los integrantes de la Comisión de Resolución de Conflictos, CRC, por sostener fuertes discrepancias con la junta directiva de la organización, entre ellos Leopoldo López.

La dimisión de Mariana Campos Villalba, Marcos Carrillo, Eduardo Noguera, José Alberto Perdomo y Gustavo Luis Velásquez, el pasado 16 de septiembre, se debió, según apunta Petit, a que no aceptaron las presiones de López para que no expulsaran de las filas del partido al diputado Freddy Superlano, quien en otrora le había otorgado cartas de buena conducta a Saab, señalado de ser testaferro del presidente Nicolás Maduro.

De acuerdo con la información, en la presión contra la CRC influyeron 5 miembros del equipo nacional de activistas de Voluntad Popular.

Se mencionan al fundador del partido, Leopoldo López; al coordinador de Política Nacional, Emilio Graterón; al coordinador Operativo Nacional, Roland Carreño y los diputados Freddy Guevara y Olivia Lozano.

En la carta de renuncia, los miembros de la CRC invocaron los estatutos del partido y aseguraron estar apegados a los valores de la organización.

Recordaron que la normativa exige “entender la actividad política, y el ejercicio del poder, como un acto de compromiso con el país y como un compromiso moral y ético”.

No obstante, sentenciaron que eso no estaba sucediendo en varios casos a pesar de la insistencia de la Comisión de Resolución de Conflictos.

¿Qué hizo Superlano?

Las investigaciones apuntan a que Freddy Superlano le habría otorgado cartas de buena conducta al empresario colombiano, detenido en Cabo Verde, cuando se desempeñaba como presidente de la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional.

Presumiblemente, según los datos que se manejan, el parlamentario concedió este placet a Saab con el objeto de obtener, por otras vías, algunas «coimas» o comisiones producto de los contratos que obtendría a través del ejecutivo nacional.

De hecho, una vez que se conoció el escándalo, el diputado Juan Guaidó, en su condición como presidente del parlamento, destituye a todos los miembros de la Comisión y ordena una investigación, de cuyos resultados aún no se obtiene información.

Vale recordar que Superlano también estuvo involucrado en el caso de la ayuda humanitaria que provenía de Colombia, en febrero de 2019, y lo en Cúcuta durante el concierto por la libertad, de llevarse el sello y el cuaderno de correspondencia de la Comisión parlamentaria cuando abandonó el cargo por las denuncias de corrupción.

Igualmente fue señalado de malgastar parte de los viáticos que se le otorgaron para velar por la ayuda humanitaria y que supuestamente habría invertido en discotecas y bares de la ciudad de Cúcuta.