Cecodap: En Venezuela no hay condiciones para atender el impacto emocional de la cuarentena

Foto: cortesía.

En la presentación de las Estadísticas Semestrales del Servicio de Atención Psicológica de Cecodap, Abel Sarabia, coordinador adjunto de esta organización, expresó que en Venezuela los pocos servicios y programas disponibles para brindar apoyo psicosocial a los niños, niñas y adolescentes se encuentran “abarrotados y trabajando en condiciones adversas”.

“Hay Estados y Municipios donde no hay servicios de apoyo psicosocial que sean capaces de responder a las necesidades de la población de niños niñas y adolescentes, que tal como indica la LOPNNA deben ser prioridad absoluta”

Cecodap

Es por ello que calificó como “indispensable” el desarrollo de una política nacional de prevención y atención en materia de salud mental que posibilite atender a la población nacional, con énfasis en niños, niñas y adolescentes frente a los riesgos que vulneran su derecho a la salud, así como en la atención de aquellos casos que requieran servicios especializados.

“La salud mental debe ser una prioridad, especialmente en períodos de emergencia, donde las condiciones de vida interfieren en las capacidades de las personas para hacer valer sus derechos”

Cecodap

Indicó que al cierre de junio se ofrecieron 1.458 consultas en Cecodap, de las que el 76% de los atendidos fueron niños, niñas y adolescentes.

Sobre los motivos de las consultas destacó que en un 31% fueron por Alteraciones del Estado de Ánimo 31%, en segundo lugar Conflicto familiar + CFH (Castigo Físico y Humillante) 17%, luego Comportamiento Disruptivo en el Hogar 9% y Niñez dejada Atrás 8%.

“Puede afirmarse que la cuarentena ha impactado en la salud mental de niños, niñas y adolescentes”

Cecodap

Detonante para aumentar el daño emocional

En relación a los casos recibidos por alteraciones del estado de ánimo el 20% presentó ideación
suicida. “Esto es sin lugar a dudas uno de los hallazgos más significativos de este corte estadístico, puesto que nos advierte de la gravedad del impacto emocional que posee en los niños y adolescentes la dinámica del confinamiento y cuarentena”, refiere el estudio.

Asimismo, se indica que no se puede afirmar que es la cuarentena la única causa de la alta relación entre las alteraciones del estado de ánimo y la ideación suicida en niños y adolescentes, puesto que en estas dinámicas entran en juego un conjunto de variables individuales y sociales en el marco de un contexto de emergencia humanitaria compleja que no pueden ser dejadas de lado.

“(…) Es notable como las condiciones actuales suponen un detonante que puede acelerar el deterioro de sus condiciones de salud mental, conduciendo así a la aparición de las ideaciones y riesgo suicida”

Cecodap

Castigo físico contra los niños, niñas y adolescentes

En relación al uso del castigo físico y humillante se determinó que en el 15% de los casos que llegan al servicio está presente esta modalidad de crianza, siendo los motivos de consulta de los casos asociados al castigo físico los siguientes: conflicto en el grupo familiar (24%), comportamiento disruptivo en el hogar (24%), alteración del estado del ánimo (14%), niñez dejada atrás (12%), violencia intrafamiliar (7%), TDHA (Trastorno de Atención con Hiperactividad) (3%), rechazo a las tareas escolares (7%), violencia de género (7%) y acoso escolar (2%).


La organización pudo constatar en las solicitudes y el trabajo con los usuarios como a partir de la dinámica de cuarentena y confinamiento hubo una mayor dificultad por parte de los padres para regular el estrés en el contexto de la crianza, lo cual desemboca en un incremento de la violencia contra niños, niñas y adolescentes.

Comparativamente hablando, desde Cecodap aseguran que hubo un declive en el uso del castigo físico, puesto que en períodos de estudio anteriores este motivo de consulta era el primero por el cual el conjunto de expertos era consultado.

No obstante, se afirma que no hay una merma de la cantidad de casos que indican el uso de esta práctica, sino un aumento de otros motivos de consulta como las alteraciones del estado de ánimo, lo cual conduce a cambiar la proporción apreciada, no así el número de casos individuales.

Respecto a la problemática del castigo físico en Venezuela y el mundo se indica que es recurrente la normalización de dichas prácticas como aceptables en el contexto de la crianza, “por lo que se hace fundamental apuntar en la dirección de la prevención de estas formas de crianza y promover métodos no violentos para la resolución de conflictos en el contexto del
hogar”.

Articular procesos para mitigar el impacto

En cuanto a la posibilidad de iniciar un nuevo año escolar de forma remota, desde Cecodap se insiste en generar procesos de articulación, incidencia pública y documentación para mitigar el impacto que la pandemia del COVID-19 tiene sobre el país, previamente afectado por una Emergencia Humanitaria Compleja.