Enfrentamientos dejan más de 300 heridos en Jerusalén

La reanudación de los enfrentamientos coincide con la celebración, según el calendario hebreo, del "Día de Jerusalén", que marca la ocupación del Este de la ciudad por Israel en 1967. Foto: Cortesía

Durante el mes de Ramadán escaló la fricción entre la policía de Israel y los palestinos. Desde el viernes pasado ha habido enfrentamientos todos los días en Jerusalén Este, a las afueras de la Ciudad Vieja.

Las confrontaciones ocurrieron incluso el sábado 8 de mayo, cuando los palestinos musulmanes realizaban evento más importante de todo el Ramadán: la noche santa de Laylat al-Qadr.

Las fuerzas de seguridad israelíes habrían irrumpido en la mezquita de Al-Aqsa y cientos de palestinos reaccionaron tirando piedras y otros objetos a los uniformados.

Los israelíes respondieron con armas de fuego y cerraron el paso a través de la emblemática Puerta de Damasco.

Los sonidos del lanzamiento de cohetes se escucharon en Gaza poco antes de que sonaran las sirenas. Más tarde, se escuchó una nueva andanada de cohetes.

Enfrentamientos constantes

La policía israelí lanzó gases lacrimógenos, granadas paralizantes y balas de goma y se enfrentaron este lunes con palestinos que arrojaban piedras en un lugar sagrado de Jerusalén.

Más de 300 palestinos resultaron heridos, incluidos 228 que fueron a hospitales y clínicas para recibir tratamiento, según la Media Luna Roja Palestina.

Siete de los heridos se encontraban en estado grave. La policía dijo que 21 agentes resultaron heridos, incluidos tres que fueron hospitalizados. Los paramédicos israelíes dijeron que siete civiles israelíes también resultaron heridos.

En algún momento de la mañana, unas 400 personas, tanto jóvenes manifestantes como adoradores mayores, se encontraban dentro de la mezquita alfombrada de Al-Aqsa. La policía disparó gases lacrimógenos y granadas aturdidoras contra la mezquita.

La policía dijo que los manifestantes arrojaron piedras a los oficiales y en una carretera adyacente cerca del Muro Occidental, donde miles de judíos israelíes se habían reunido para orar.

Después de varios días de enfrentamientos en Jerusalén, Israel ha sido objeto de crecientes críticas internacionales por sus acciones duras en el lugar, particularmente durante el Ramadán.

El Consejo de Seguridad de la ONU programó consultas cerradas sobre la situación el lunes.

Fuente: AP, AFP,DW