Colas para surtir gasolina en Guárico

Este lunes 9 de diciembre solo la estación de combustible La Imataca en San Juan de los Morros contaba con gasolina. Esto después de un fin de semana en que ninguna de las cinco estaciones contó con el servicio.

Junior Machado, moto taxista que tenía una hora esperando para surtir combustible, declaró a Radio Fe y Alegría Noticias que se las ha visto difícil ya que él trabaja “para medio comer”.

 “La verdad me la he visto un poco feo porque este fin de semana no hubo combustible en ninguna de las bombas de aquí. Uno vive de esto del taxeo, del transporte público y sin combustible es difícil para trabajar”, agregó.

Machado aseguró que le ha tocado guardar combustible para tomar previsiones para los fines de semana cuando no se consigue.

“A veces saco gasolina del tanque y la guardo en un bidón o sino hecho gasolina dos días antes y trato de rodar poco para que la gasolina me rinda”, contó.

Por su parte, José Hernández, agricultor que cosecha cambur en la zona del Castrero, comentó que se ven afectado porque pierden horas en la cola y no puede despachar los pedidos que tiene pendiente en varias fruterías.

“Aquí en este país estamos perjudicados con la gasolina y con todo en específico. Uno tiene que perder una o dos horas de cola mientras que uno deja de trabajar, de producir, de todo”, dijo.

Hernández también denunció que pasan más de diecisiete horas sin energía eléctrica en la zona donde vive ya que se dañaron unas guayas. Al ir a Corpoelec, la respuesta que le dieron es que no cuentan con vehículos para trasladarse porque no tienen cauchos.

“Desde ayer a las cuatro de la tarde se fue la luz y ahorita vinimos a Elecentro y nos dijeron que el camión no tiene cauchos como ir a reparar la avería. Entonces nosotros como comunidad tratamos de prestar todo tipo de colaboración a ellos, moviendo nuestros vehículos y ahorita estamos precisamente cargando gasolina de manera que a ellos se les da un chance de poderlos llevarlos hasta allá”, relató.

Esta es la realidad en la que se encuentran los pobladores guariqueños que tienen que recorrer las estaciones de servicio para echar gasolina a sus vehículos y de ese modo poder trasladarse a sus destinos.