Conductores de Calabozo duermen en la cola por la gasolina subsidiada

182
Conductores pasan hambre, calor y lluvia esperando en las colas gasolina/ Foto: Noticias Calabozo

Los conductores de la ciudad de Calabozo, estado Guárico, pasan días enteros esperando en las colas por suministro de gasolina y cuando entran muchas veces no logran llenar los tanques.

A algunas de las estaciones de servicio que pasaron a precio internacional en el municipio Miranda el despacho ha sido más continuo porque la mitad del combustible que se vende es a precio subsidiado y la otra mitad a precio dolarizado por lo que se limita la cantidad de vehículos.

Valentín Barrios, quien se encontraba en la estación de servicio Bella Vista, donde desde hace varias semanas no llegaba gasolina, denunció que es mentira que la situación con el servicio de gasolina se ha normalizado ya que tiene que pernoctar para poder estar entre los primeros carros que pasen.

“Estoy en cola desde las cinco de la mañana. Esto no se ha arreglado, esto es falta de gobierno y nosotros los venezolanos pasando roncha en estas colas de gasolina”.

Barrios señaló que esta en la cola de la gasolina subsidiada y aspira echar, “yo aspiro echar gasolina, estoy en la puerta de la estación de servicio”.

En esta estación de servicio que es de modalidad integral se hacen dos colas una subsidiada y otra internacional/ Foto: Noticias Calabozo

A ver si la pegan

Por su parte, Rafael Sáez manifestó que llegó un día antes para poder estar en unos de los primeros puestos en la cola de la gasolina subsidiada.

“Desde anoche, desde la ocho de la noche y pienso echar gasolina porque estoy cerca”.

Sáez indicó que las cola estaba muy larga y  muchos conductores no van a contar con la suerte de echar gasolina, “ (está) larguísima todavía, la única diferencia es que esta tiene (gasolina) subsidiada y uno se ahorra un poquito más con el sueldo y como está la cosa”.

Cabe destacar que esta situación pasa en otros municipios del estado Guárico como Infante y Roscio donde la gente se pone a cazar la cola de gasolina subsidiada para poder echar a un costo más económico.