Conferencia Episcopal calificó de “sistémica” la crisis venezolana

CEV Monseñor Azuaje
Foto: Archivo web

La Conferencia Episcopal Venezolana instaló la Asamblea Ordinaria Plenaria en la que los Obispos del país se reúnen para reflexionar sobre la acción pastoral de la Iglesia en Venezuela y la situación del país.

El presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor José Luis Azuaje, calificó la crisis venezolana de “sistémica”, en referencia a que año tras año se agudiza. En relación al país, resumió los primeros seis meses del año en curso al describir las situaciones que han agravado considerablemente las condiciones de vida de los venezolanos: el colapso sistemático de los servicios públicos, el aumento de la violencia, el incremento de la diáspora y la implantación de un nuevo paquete económico.

Estos aspectos son, en síntesis, el resultado de la pérdida del rumbo democrático en un Estado sin límites institucionales.

En cuanto a la actualidad de la iglesia, monseñor Azuaje resaltó la importancia que tienen los jóvenes para el futuro de la Iglesia y la sociedad, y el deber de alentarlos a no perder la esperanza pues “esta Venezuela les pertenece”.

Aunado a ello, reconoció que “la Iglesia no es perfecta”, y, por tanto, pide perdón por las infidelidades de sus miembros, más cuando se trata de ministros ordenados. Este es uno de los temas a reflexionar durante la asamblea, pues el interés radica en formar sacerdotes integrales que den verdadero testimonio de Cristo.