Contabilizan 47 presuntas ejecuciones extrajudiciales en el primer trimestre en Bolívar

De acuerdo con el monitoreo de los últimos 3 meses, el Cicpc es el cuerpo de seguridad del Estado que ha generado el mayor número de muertes potencialmente ilícitas en Bolívar.

El inicio del año 2020 en el estado Bolívar estuvo marcado por víctimas y más violaciones al derecho a la vida. La Comisión para los Derechos Humanos y a Ciudadanía (Codehciu) contabilizó 47 casos de presuntas ejecuciones extrajudiciales o muertes potencialmente ilícitas, entre enero y marzo.

Caroní es el municipio con más reportes, con un total de 25 víctimas de presuntas ejecuciones extrajudiciales. Sifontes registra 8; Angostura del Orinoco, 8;  El Callao, 2; mientras que Sucre, Roscio, Gran Sabana y Cedeño suman 1 caso cada uno.

Codehciu, a través de un monitoreo mensual de redes sociales y medios de comunicación digitales de la región, ha denunciado estas ejecuciones desde el 2018 como arbitrariedades del Estado, ante el incumplimiento de garantías consagradas en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y lo plasmado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, así como en otros tratados internacionales.

En 2019 Codehciu registró 218 muertes potencialmente ilícitas cometidas por funcionarios de las fuerzas de seguridad pública en Bolívar, y marzo fue el mes con más víctimas ese año con 35.

El Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) fue el órgano involucrado en más casos en 2019 y esto siguió siendo una realidad durante el primer trimestre de 2020.

El Cicpc fue el cuerpo más letal con 13 presuntas ejecuciones entre enero y marzo de este año. Le siguen el Ejército Nacional con 10; la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) con 5; y las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) con 6.

Otros cuerpos del Estado involucrados fueron: la Dirección de Inteligencia y Estrategias de la Policía del Estado Bolívar (Diepeb) con 4 víctimas; el Servicio de Investigación Penal de Estado Bolívar (Siepeb) con 2; la Policía del Estado Bolívar (PEB) ejecutó a 2 y la Policía del municipio Caroní a 1 persona.

En par de oportunidades hubo fallecidos en los que actuaron cuerpos mixtos del Estado. En uno de esos casos las FAES y Sipeb ejecutaron a 2 individuos; en otro, FAES y la Policía del municipio Caroní ejecutaron a 2 personas más.