Crisis en Venezuela eleva muertes violentas en Mérida

Gustavo Páez, profesor de la Universidad de Los Andes y coordinador del Observatorio Venezolano de violencia en Mérida presentó informe anual correspondiente al año 2019. Foto: Rossana Mosquera.

El Observatorio Venezolano de Violencia presentó su informe anual de violencia correspondiente al año 2019.

El informe registró 83 muertes violentas por cada 100 mil habitantes entre los años 2017 y 2019, víctimas que se atribuyen a la crisis del país, influyendo en la depresión, mala alimentación, bajos sueldos, migración, entre otras aristas.  

Dichos datos se recogen a través de distintos medios de comunicación, encuestas, entrevistas y estadísticas oficiales aportadas por la Corporación de Salud del estado Mérida (Corposalud).

Gustavo Páez, profesor de la Universidad de Los Andes y coordinador del Observatorio Venezolano de Violencia en Mérida, informo a Radio Fe y Alegría Noticias que en el año 2017 se registraron 27 muertes violentas. Mientras que el 2018 apuntó con 25 y 2019 con 31 muertes por cada 100 mil habitantes.

“Los suicidios se han incrementado en los últimos años en el estado Mérida desde el 2014 al 2018 rondando 21 casos por cada cien mil habitantes. La depresión es el principal móvil que ha llevado a muchas personas a suicidarse, ante la crisis humanitaria compleja que vivimos”, aseguró.

Los municipios donde se registraron altas cifras de muertes son Tulio Febres Cordero, Metropolitana, Alberto Adriani. Por su parte, en Pueblo Llano descendieron las cifras y donde el 49% de las muertes fueron en horas del día, mientras que el 28% ocurrieron en la noche.  

“El 67% de los delitos fueron cometidos con armas de fuego, mientras que el 21% de ellos fueron con fuerza física. Mientras exista impunidad, la violencia puede seguir incrementando”, señaló Páez.

Páez apuntó que Venezuela sigue “exportando violencia” debido a que han emigrado oleadas de presuntos delincuentes, empañando el trabajo y esfuerzo de aquellos que verdaderamente quieren dejar el país en alto con trabajo y esfuerzo.