Cuarentena afecta a los trabajadores del Alto Apure

Foto referencial: Radio Fe y Alegría Noticias

La cuarentena social y las restricciones de movilidad de los usuarios ha impactado fuertemente a quienes laboran en el comercio informal en el Alto Apure.

En Guasdualito, el señor Carlos Obando tiene más de 20 años con un puesto de venta de libros en la calle pero en los últimos meses sus ingresos han caído al mínimo.

La cuarentena radical que sigue implementada en el municipio Páez del estado Apure, por ser frontera con Colombia, ha limitado el movimiento de usuarios que anteriormente hacían vida en las calles.

“Las ventas han bajado mucho porque la gente viene poco; están en sus casas y los bajan por Internet”, comentó Obando.

Él cumple el horario permitido para salir entre 10:00 de la mañana y 4:00 de la tarde, sin embargo, no lo considera suficiente para poder vender lo necesario.

Antes de la cuarentena, afirmó, podía llegar a vender hasta 10 libros y algunas revistas a la semana, más lo que le producían el café y refrescos “para uno mantenerse y le quedaba”.

Pero aún así, no pierde la esperanza.

“Yo los invito a que aprovechen ahora que estamos en cuarentena para mantenerse y estar más activos con la lectura y los conocimientos”, manifestó a través de Radio Fe y Alegría Noticias.

“Hay gente que no tiene Internet pero aquí están los libros a la orden. Tenemos para todos los gustos”, agregó.

Carlos Obando se aferra a su fe “para sobrevivir, esperando que pase esta situación difícil que tenemos en el país”.