Delta Amacuro se recupera del quinto apagón nacional

Retrasos en las estaciones de servicio, falta de línea en una entidad financiera y lentitud en puntos de ventas, son algunas consecuencias acaecidas tras el nuevo apagón en Delta Amacuro.

Cola por combustible

La estación de servicio “Tucupita”, ubicada en el paseo Manamo, no  distribuyó combustible a primeras horas de la mañana del martes porque la falta de energía eléctrica impidió un cambio de tanque.

“Anoche no pudieron pasar la gasolina al otro tanque porque se fue la luz y lo están haciendo ahorita”, dijo uno de los conductores que permanecía de una cola de aproximadamente 3 cuadras, a las 10:00 de la mañana de este martes 23 de julio.

En cuanto a las entidades bancarias, los clientes del Banco del Tesoro aguardaron por dos horas sin ser atendidos porque no había línea bancaria.

“El banco amaneció sin línea. Son las 10:00 de la mañana y ahora es que están empezando a trabajar”, informó una abuela que esperaba para cobrar su pensión.

La oficina del Banco de Venezuela que está en el paseo Manamo estuvo trabajando con normalidad y a diferencia de otras instituciones bancarias, empezó a emitir 50 mil bolívares.

Servicios básicos restituidos

Los servicios de agua, Internet y energía eléctrica se restituyeron en las comunidades más cercanas al centro de Tucupita a partir de las 6:30 de la mañana de este martes.

Sin embargo, sectores como Delfín Mendoza, El Torno, San Rafael y la carretera nacional no tienen Internet a través de Cantv desde hace dos semanas.

El hospital Dr. Luis Razetti de Tucupita se mantuvo operando con su planta eléctrica durante las 13 horas que duró el apagón general en la entidad.

Se pudo conocer que si bien los centros de salud de los municipios Tucupita y Casaocima retomaron sus servicios al público, continúan las carencias de medicamentos.

Por su parte, la gobernadora del estado Delta Amacuro, Lizeta Hernández, se pronunció en horas de la mañana del martes 23 de julio para pedir a los vecinos mantener la calma.

Aseguró que todos los hospitales están funcionando, los Comités Locales de Abastecimiento y Producción siguen distribuyendo alimentos a las comunidades, la Fuerza Armada se mantiene trabajando mientras que los alcaldes atienden a la ciudadanía en general.