Denuncian fallas en el Hospital Universitario de Los Andes

Pacientes del Iahula se encuentran en agonía cada vez que se registran apagones, según denuncian sus familiares. Foto: Rossana Mosquera.

Pasillos a oscuras, inseguridad a toda hora, equipos dañados y falta de medicamentos y camillas son algunos problemas que denuncian los familiares de pacientes recluidos en el Instituto Hospital Universitario de Los Andes.

Los familiares de los pacientes explicaron a Radio Fe y Alegría Noticias que deben comprar insumos médicos básico como jeringas, algodón y alcohol más los exámenes que deben realizarles por fuera.

Al ingresar el paciente, sus familiares a diario deben comprar entre 4 y 5 medicamentos solicitados por los médicos de guardia, por lo que deben recorrer varias farmacias y sacar el dinero con el que a veces no cuentan para lograr asistir a su ser querido.

“Hay muchas cosas que tenemos que comprar porque aquí en el hospital no se encuentran Hemos comprado antibióticos y jeringas. También hay mucha inseguridad, ayer (jueves) robaron un bolso, la policía agarró al ladrón y al rato lo soltaron”, señaló Carla Uzcátegui, familiar de uno de los pacientes

Marbella Sánchez, familiar de otro paciente recluido, aseguró que “todo aquí hay que comprarlo: el algodón, alcohol, jeringas, el tratamiento que le envían. Ellos dicen que no tienen medicamentos pero yo vi que llegaron jeringas”.

“Aquí se ha comprado de todo, hasta una aguja. Me pidieron un regulador de flujo y les dije que no tengo, es decir que si es una emergencia, mi mamá padece porque no lo hay. Aquí nos cuidamos en grupo, entre nosotros mismos, porque no hay seguridad”, aseguró Yanet Arias.

Otros usuarios aseguraron que los pacientes entran en un estado de agonía cada vez que se registran apagones, pues las plantas tardan en prender y los que se encuentran entubados presentan dificultad para respirar pese a la ayuda manual de los médicos.