Denuncian foco de infección en el mercado municipal de San Fernando

Referencial

El diputado a la AN por el estado Apure Luis Lippa denunció la existencia de un supuesto foco de infección que estaría presente en el mercado municipal de la capital de la entidad.

Según el parlamentario, frente al sitio donde se vende pescado fresco se observa cómo varias personas van depositando vísceras, huesos y otros desperdicios de animales.

Pero al parecer eso no es lo peor. En su relato que colgó a través de un video en redes sociales, el también dirigente político señala que a ese punto llegan varias personas hurgando qué pueden conseguir para comer.

“Estas escenas las podíamos ver en el vertedero de la ciudad…ahora las estamos observando acá”, dice en la publicación.

También alertó sobre la presencia de zamuros en el foco de los restos de animales, representando un alto riesgo de contaminación debido a la insalubridad que se genera.

Lippa hizo un llamado a la alcaldía de San Fernando a corregir esta situación “mucho más cuando debemos estar prevenidos contra el Coronavirus”.

Responde la alcaldesa

Por su parte, la alcaldesa de San Fernando Ofelia Padrón le salió al paso a estas declaraciones del diputado de Primero Justicia.

Aclara que esos restos fueron dejados allí por los propietarios de una carnicería que funciona detrás del mercado y que ya se le había hecho un fuerte llamado de atención a los mismos para que no siguieran cometiendo “este acto de irresponsabilidad”.

En cuanto a lo dicho por el parlamentario, Padrón alega que sospecha de esas declaraciones y considera que las mismas pueden ser un montaje “del señor Lippa para desprestigiar el trabajo que venimos haciendo y para él ser noticia”.

El mercado municipal de San Fernando es el principal centro de consumo para los habitantes de las 4 parroquias del municipio capital y de su vecino Biruaca.

En las actuales circunstancias sus operaciones están limitadas hasta la 1 de la tarde por instrucciones de la comisión estadal del COVID-19 en Apure.

Cuadrillas de la alcaldía ejecutan dos veces a la semana jornadas de limpieza y desinfección.

Y pese a que se prohíbe el pase de vehículos por sus calles adyacentes, a diario se observan miles de personas que acuden a adquirir comestibles, frutas, verduras y otros artículos sin que se guarden las mínimas normas de distanciamiento físico y uso de mascarillas tanto por los usuarios como por los vendedores.

Escuche el reporte completo de nuestro compañero Alexander Medina