Denuncian que la cámara municipal de Roscio está parada

74
Concejales de la Alianza Democrática denunciando ante los medios de comunicación; Foto Xiomara López

Concejales de la Alianza Democrática denunciaron que la cámara municipal de Roscio, en el estado Guárico, lleva más de 15 días sin trabajar, lo que ha originando que el municipio se paralice.

El concejal Rafael Funes denunció a Radio Fe y Alegría Noticias que la presidenta de la cámara, Francy Rojas, decidió paralizar todas ordenanzas y decretos que emite la alcaldesa del municipio.

“Mandó a paralizar cualquier tipo de actividades, mandó a paralizar cualquier tipo de acción, mandó a paralizar todas las sesiones ordinarias y extraordinarias. Sencillamente para buscar la manera que el municipio se paralice en su totalidad”, dijo.

Funes manifestó que la presidenta de la cámara municipal solo sesiona “cuando le conviene aprobar algún decreto” del gobierno regional.

“Ordenanzas en primera discusión de manera unánime no han sido llevadas a su segunda discusión. Expediente de formalización, expediente de arrendamientos, expedientes de ventas de terrenos paralizados por completos; todo eso porque sencillamente la presidenta de la cámara municipal ha decidido de manera ejecutiva no llamar a sesiones ordinarias, ni mucho menos extraordinarias”, comentó.

El concejal señaló que conoce de otros del partido oficialista que quieren trabajar por este municipio: “Nosotros haremos todo lo posible para que regrese la institucionalidad a la cámara municipal, para que regrese el debate político a la cámara municipal, para que regrese el trabajo de los ciudadanos concejales”.

Funes exigió la renuncia de la presidenta ya que, según el concejal, no es capaz de llevar la rienda de la cámara municipal.

“Yo lo dije hace un tiempo. Hace aproximadamente 5 meses lo denuncié en este mismo despacho. Cuando la ferias de San Juan de los Morros, el trabajo de esta cámara municipal, con esta directiva, da pena ajena. Y eso es lo que queremos reflejar y es por eso que le estamos pidiendo formalmente si no es capaz de organizar, de dirigir, de gerenciar, de lo que significa una institución tan importante como la cámara municipal, que renuncie”, expresó.

El dirigente político comentó que están dispuestos a llegar a las últimas instancias para denunciar esta situación que ocurre en este municipio guariqueño.

“De tal manera que nosotros estamos preparados para acudir formalmente a todos los organismos necesarios. Para acudir formalmente a la Contraloría General de la República, a la fiscalía, porque sencillamente queremos que el pueblo se entere de esto”, añadió.

El concejal Rafael Funes aseguro a los medios que lo que busca parte de la directiva de la cámara municpal es paralizar al municipio/ Foto: Xiomara López

Interpelación a la alcaldesa

Funes también denunció la interpelación que decidió hacer la presidenta de la cámara municipal contra la alcaldesa del municipio Roscio, Sulme Ávila.

“Aquí hay una comunicación suscrita por la secretaria de la cámara municipal, donde invitan a una sesión a la ciudadana alcaldesa para una interpelación, violando por cierto esa comunicación de donde refleja esa ordenanza de interpelaciones a funcionarios públicos municipales y personas naturales o jurídicas, ante el concejo del municipio Juan Germán Roscio”, detalló.

El concejal expresó que la comunicación dirigida a la alcaldesa no se coloca los motivos de la interpelación que le decidieron hacer.

Funes señaló que en una segunda comunicación emitida, esta vez por la presidenta de la cámara, se solicita interpelar a la alcaldesa en un expediente por estafa agravada y por sufrir de “trastornos bipolares”.

“Nombra la presidenta de la cámara municipal un supuesto expediente año 2011, y manifiesta antecedente estafa agravada continuada, es decir, que la presidenta de la cámara se está trasformado en un tribunal de la Républica y en una fiscalía de la Républica y como consecuencia Sulme Ávila Padrón padece de trastornos bipolares. ¿A que se está jugando en la directiva de la cámara municipal?”, se preguntó.