Diésel dolarizado: aplican eliminación sostenida del subsidio del combustible en Venezuela

320

Desde marzo de 2022, el gobierno de Venezuela realiza un viraje en su política de subsidio al consumo del combustible. El diésel es parte fundamental para el desarrollo del país, fundamentalmente para los sectores del transporte pesado, el desarrollo del agro, transportes público y extraurbano.

La eliminación del subsidio no es oficial, al menos, no ha dido difundida por la canales oficiales. Tampoco hay registros sobre algún vocero del gobierno informando sobre este asunto.

No obstante, publicaciones de portales de noticias dan cuenta de un proceso de eliminación del subsidio.

Según la agencia internacional de noticias Reuters, el 26 de mayo la estatal petrolera, PDVSA, ordenó a 100 estaciones de servicio expender combustible diésel únicamente a «precio internacional».

La agencia habría podido tener acceso a una copia de la orden emitida por la estatal petrolera para sustentar la información difundida.

A la par de la eliminación de la venta de combustible subsidiado en 100 estaciones deservicio, PDVSA también habría optado a abrir o activar más estaciones de servicio a nivel nacional.

El costo de combustible «dolarizado» ha sido estipulado en 0,50 dólares por litro que para es martes, 31 de mayo, es equivalente a 2,52 bolívares por litro de combustible.

Reconfiguración del sistema Patria

El gobierno de Venezuela emprendió con una nueva política para el suministro de combustible a través del sistema Patria. Esta modalidad permite al usuario tener acceso a 120 litros de combustible al mes.

El costo del combustible adquirido a través del sistema Patria es prácticamente gratuito al pagar algo más de un dólar por el tanque lleno.

Sin embargo, adquirir el combustible a través del sistema Patria ha sido muy cuestionado. Los usuarios denuncian constantes fallas del sistema o falta de lectura del sistema biométrico del usuario registrado en la plataforma tecnológica.

En otros casos, los usuarios han denunciado que pese a no haber comprado el combustible no cuentan «con los cupos».

Peor aún, adquirir combustible a través del sistema Patria en las grandes urbes de Venezuela significa permanecer en una cola durante más de siete horas. En algunos casos deben aguardar toda una noche con los riesgos que implica esta práctica.