Distribución de combustible reactiva transporte público de Anzoátegui

8
Foto: José Félix Millán

Después de 3 meses sin una distribución regular de gasolina para el sector transporte, los usuarios y transportistas de Anzoátegui tienen un respiro con la llegada de la gasolina iraní al muelle de Guaraguao en Puerto La Cruz.

A pesar de no estar habilitada la estación de servicio a las 6 de la mañana, dos horas después llegó la cisterna y a la hora se le estaba suministrando el combustible a los transportistas.

De acuerdo con declaraciones de Jesús González, transportista y secretario general del sindicato bolivariano de transporte, durante esta semana serán despachados 90 litros para vehículos tipo autobús y 60 para los carritos y busetas.

Foto: José Félix Millán

Además indicó que a partir de la próxima semana será permitido el llenado completo del tanque para este sector priorizado.

“En esta nueva iniciativa nos han asignado la bomba Las Garzas en la zona norte, donde estamos surtiendo el día de hoy a mas de 300 unidades de transporte público de baja, mediana y gran capacidad. A partir de la próxima semana estaremos atendiendo entre 500 y 600 unidades de transporte por día”, expresó el vocero sindical.

De igual manera puntualizó que en la zona sur del estado Anzoátegui fue asignada por las autoridades del órgano de dirección para la defensa integral la gasolinera San Onofre para uso de los transportistas.

En la zona centro la estación de servicio El Carmen y en la zona oeste las estaciones de servicio Las Isletas y Clarines.

Hablan los usuarios

Los ciudadanos que tuvieron que caminar largas distancias y lidiaron con las complicaciones que acarrea la escasez de combustible durante 3 meses se sienten maravillados con el hecho de poder contar con unidades colectivas.

Tal es el caso de América Ramos de 52 años, habitante de Guanta, a quien se le hizo costumbre caminar a Puerto la cruz, lo que representa casi 9 kilómetros y medio solo de ida.

“Hoy estuve en la parada 5 minutos, abordé sin problemas e incluso me vine sentada. Dios quiera que esto se mantenga porque esas caminatas con este sol lo que hacen es acortarle la vida a uno”, expresó la quincuagenaria.

De igual manera Iván Rojas manifestó que no tuvo complicaciones para trasladarse desde Barcelona al mercado de Puerto La Cruz (lugar de trabajo), lo que afirmó fue un alivio ya que en oportunidades pernoctaba en las adyacencias para garantizar la compra de su mercancía y asegurar el sustento de su familia.

“Si se ve más transporte en la calle y se está regularizando el servicio de gasolina, ojalá sea todo vuelva a la normalidad y no sea un pañito de agua tibia”, dijo Rojas.

La mayor inquietud para los para los conductores anzoatiguenses y los que dependen del transporte público como forma de movilización es cómo se verá cubierta la demanda de gasolina en su totalidad sin la plena reactivación de la producción nacional.