Docentes de Fe y Alegría solo ganan para un kilo de queso

Docentes de Fe y Alegría zona andes, exigen al Ministerio de Educación salarios justos para seguir al frente de la educación. Foto: Héctor Cortez.

Docentes de los centros educativos de Fe y Alegría, zona Andes, protestaron con pancartas en mano en las inmediaciones de la plaza Bolívar de Mérida para exigir al Ministerio de Educación sueldos justos y acordes con la hiperinflación.

Aléxica Carrero, coordinadora pedagógica de Fe y Alegría de la zona andinas, explicó a Radio Fe y Alegría Noticias que la solicitud fue realizada desde el mes de octubre del año pasado al Ministerio de Educación y hasta la fecha no han obtenido respuestas

En esta región son 150 los docentes afectados por esta situación  

“En el documento exigíamos revisaran las tablas salariales de los docentes y respetaran la contratación colectiva, han pasado 4 meses y no hemos tenido respuestas, una quincena nos alcanza sólo para un kilo de queso y hoy los docentes están por vocación”.

Los educadores manifestaron que los trabajadores de los centros educativos de Fe y Alegría siguen apostando por la educación pese a que su salario oscila quincenalmente en 416.190,40 bolívares, monto que no alcanza ni siquiera para cubrir gastos de transporte mensual, puesto que deben pagar en este servicio mucho más del sueldo mínimo.

“Nosotros gastamos en transporte más de lo que ganamos, un docente que vive en el centro y que tiene que trasladarse hacia la parte baja de la ciudad gasta 30 mil diarios y los que están en Ejido gastan más de 30 mil diarios, entonces el sueldo no alcanza ni siquiera para transporte”, aseguró Carrero.

Por su parte el Padre Gerardo Rosales, sacerdote jesuita y rector del Instituto San Javier del Valle,  aseguró que la protesta se llevó a cabo sin cerrar los planteles educativos ni suspender las clases.

 También dejó claro las necesidades que presenta el internado de San Javier del Valle.

“Nos hemos organizado para que un grupo de docentes de Fe y Alegría de Mérida puedan hacer valer sus derechos y reclamar un sueldo digno, debo decir que en el internado ya vamos a tener 4 semanas sin gas, cocinando a leña para los 420 internos”, aseguró el sacerdote.  

Freddy Bravo, coordinador de educación técnica zona Andes, lleva 12 años de servicio en Fe y Alegría. Manifestó que el sueldo que percibe sólo le alcanza para comprar dos productos de la canasta básica, por lo que exige un sueldo justo.

“No podemos subsistir con el sueldo que ganamos, no podemos ni costear los pasajes al mes, queremos reivindicaciones donde podamos cubrir la canasta básica y cubrir otros servicios para poder seguir como docentes”, señaló Bravo quien mencionó que el docente actualmente realiza otras actividades para poder subsanar la situación de su familia.

Ante la situación un gran número de docentes que hacen vida en los centros educativo del Movimiento de Educación Popular ha abandonado las aulas de clases en busca de mejores oportunidades fuera del país.

Los docentes tienen previsto realizar otras acciones públicas para continuar exigiendo al Ministerio de Educación salarios justos.