Docentes protestaron en el Ministerio de Trabajo en el día del maestro

Docentes acudieron hasta la sede del Ministerio de Trabajo para exigir mejores condiciones laborales. Foto: Tal Cual.

Un grupo de docentes de Caracas, capital venezolana donde se concentra el poder central, llegó hasta la sede del Ministerio del Poder Popular para el el Trabajo, para exigir mejores condiciones laborales.

“Tenemos que ver qué si Aristóbulo y Maduro siguen condenándonos al hambre no vamos a volver. Los derechos laborales son irrenunciables, los docentes vamos a salvar al país”, sentenció la maestra Lourdes Villaroel.

Los docentes señalan al Ministro del Poder Popular para la Educación, Aristóbulo Istútiz, como el responsable de las condiciones crítica en que se encuentra el sector educativo en Venezuela.

Buscan respuesta frente a la grave crisis que viven los maestros “y para ver qué ha pasado tras un año de haber introducido un reclamo sobre las condiciones a la que están sometidos”, según ha dicho, Gricelda Sánchez, miembro de la Asociación Civil Formador de Dirigentes Sociales Integrales.

Este grupo de trabajadores del sector educativo estuvo acompañado por un grupo de trabajadores del sector salud que acudieron al Ministerio del Trabajo como una muestra de solidaridad y apoyo a la causa de los docentes.

También pidieron la liberación de Robert Franco, profesor de educación física, detenido desde diciembre de 2020.

El docente es un ser humano cuya cercanía es reconocida por sus propios alumnos.

Es increíble y digno de admiración y reconocimiento el trabajo de numerosos maestros que desde la penuria y  precariedad se esfuerzan por garantizar educación a sus alumnos.

A pesar de que sus salarios son irrisorios y no les alcanzan ni para comprar la comida de un par de días, se la pasan, en estos tiempos de pandemia, recibiendo y enviando mensajitos de Whatsap.

Se han formado rápidamente en el uso de las tecnologías, graban clases desde sus casas, crean e inventan materiales didácticos que incluso reparten a pie por las casas de sus alumnos.