Durante la cuarentena es «altamente probable» el incremento de la violencia intrafamiliar

Foto: cortesía.

De acuerdo con Wendy Torres, integrante del equipo de Unicef Venezuela, que tiene como objetivo promover la defensa de los derechos de los niños niñas y adolescentes, es altamente probable que debido al confinamiento en casa se incrementen los casos de violencia intrafamiliar.

Torres explica que los padres están experimentando episodios de stres en los que luchan por la pérdida de ingresos como consecuencia de la situación global del Coronavirus.

«Sumado a la posibilidad de ansiedad, estigma, discriminación, aumentan la vulnerabilidad de los niños, niñas y adolescentes a la violencia intrafamiliar, así como al abuso, la explotación y la angustia psicológica», expone Wendy Torres.

La integrante del equipo de Unicef Venezuela advierte que ninguna forma de violencia hacia los niños niñas y adolescente es justificable y que ser testigo o ser objeto de ella frena el potencial de desarrollo de los niños, niñas y adolescentes.

Resaltó que la protección integral de los más pequeños es una responsabilidad de todos, «debemos estar muy atentos, familiares, el Estado, comunidad, para promover la protección de sus derechos».

Agrega que es fundamental incentivar a que los niños se comuniquen con personas de su confianza, «que comenten la situación que están viviendo y qué les está afectando a sus maestros, a otros niños o sus referentes».

Sobre las recomendaciones a los adultos para que reconozcan que están asumiendo una actitud de violencia frente a los niños dice que deben permanecer consientes de las emociones de ira, ansiedad y miedo que les aquejan y busquen recursos para manejarlas apropiadamente.

«Hay que ser empáticos con los niños y niñas para comprender las emociones que están sintiendo», expresa.

Exhortó a los venezolanos que han permanecido en cuarentena por más de 70 días a mantener el esfuerzo por tener un ambiente familiar armónico, buscar resoluciones conjuntas en caso de que se presenten conflictos en el hogar, y enseñar a los niños el respeto y el cuidado por su cuerpo, también acompañarlos en el uso de Internet, como en las asignaciones escolares.