Venezuela podría cerrar 2021 con una inflación de 1.500%

Foto: referencial.

Asdrúbal Oliveros, director de la firma Ecoanalítica, expresó a través de Instagram que según proyecciones levantadas por esta consultora Venezuela podría cerrar el 2021 con una inflación en torno a 1.500%, más o menos la mitad que tuvo el país en 2020 cuando registró alrededor de 3.000%.

Indicó que una inflación de 1.500% sigue siendo un número «estrambótico» que mantiene al país en el ciclo hiperinflacionario. «Obviamente esto hace que la gestión financiera de las empresas tenga que ser muy activa y que adicionalmente no permite una mejora en la capacidad de ahorro, o de consumo en la mayoría de los venezolanos».

Sin embargo, señaló que no son niveles «inusitadamente altos» como en 2018 (inflación de 1.370.000%) y 2019 (inflación de 9.585%, según el Banco Central de Venezuela).

Dijo que este escenario es posible debido al desempeño de tres elementos de la economía nacional:

  1. Alza de un 50% de los ingresos petroleros en divisas del Estado venezolano, «lo que hace pensar que de cara a lo que será el cierre de 2021 vamos a tener un flujo de ingresos en divisas mayor del que tuvimos en 2020, producto de un incremento en los precios petroleros, producto también de una leve alza del volumen de crudo exportado por parte de Venezuela».
  2. El nivel de recaudación tributaria del Estado venezolano también ha tendido a mejorar en estos meses del año, «lo cual es un reflejo también de un cierto nivel de estabilización en la actividad económica reflejando lo que es nuestra visión de una menor caída de la economía para este año 2021».
  3. «Respecto a la dolarización transaccional hemos visto que la misma se ha estabilizado, en un poco más al 65% de las transacciones comerciales se están haciendo en divisas, principalmente dólares y también los datos reflejan que en el primer trimestre en Venezuela hubo un leve aumento del 8% en base interanual del flujo de remesas, lo cual tiene impacto en el consumo».

Pero no todos los datos son alentadores. Desde Ecoanalítica esperan que se produzca una caída de la economía entorno al 4% con una recuperación de 2% en el sector petrolero, también una disminución de 4,4% en el sector no petrolero.

«Son números interanuales, si bien algunos nichos se han recuperado, incluso muestran signos positivos, pero en el conjunto de datos que evaluamos estos nichos son insuficientes para generar una expansión de la actividad económica este año», explicó Oliveros.