Ecuador en estado de excepción

protestas en Ecuador
Un joven manifestante se enfrenta a un Rinoceronte de la policía en Ecuador

Las protestas en Ecuador por las medidas económicas anunciadas por el presidente Lenín Moreno desencadenaron un estado de excepción vigente por 60 días.

“Con el fin de controlar a quienes quieren imponer el caos, he dispuesto el estado de excepción a nivel nacional. Los derechos se exigen sin perjudicar”, anunció Moreno en una rueda de prensa.

Con el decreto, quedarán limitados los derechos de libre reunión y libre tránsito y el gobierno desplegará a los cuerpos de seguridad en las calles.

Además, debido a las protestas, se suspendieron las clases en los centros de educación superior en todo el territorio nacional, informó la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación.

Protestas contra “paquetazo” en Ecuador

El conflicto entre Estado y ciudadanos empezó tras las medidas económicas anunciadas por el gobierno en un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

Las medidas contemplan la eliminación del subsidio a los combustibles y la liberación de sus precios. Con esto, las gasolinas más usadas en el país pasaran de 1,85 a 2,39 dólares por galón, mientras que el diesel sube de 1,03 a 2,29 dólares.

Además, se contempla la renovación de los contratos de trabajo ocasionales con un 20% menos de remuneración y la disminución de las vacaciones de los trabajadores públicos de 20 a 15 días.

Igualmente, los empleados del sector público tendrán que “donar” al menos un día de su salario al mes.

Las decisiones provocaron descontento en el sector transporte, que anunció un paro indefinido desde el miércoles 2 de octubre.

Abel Gómez, presidente de la Federación Nacional de Cooperativas de Transporte Interprovincial de Pasajeros, convocó a conductores de grúas, rutas escolares, taxis y rutas urbanas e interurbanas:

“Esta medida es indefinida. Espero que el presidente tome la decisión correcta. Sé que va a perjudicar al pueblo ecuatoriano esta suspensión pero exigimos nuestros derechos”, sentenció.

El día jueves, una ola de protestas se extendió por todo el Ecuador, con ciudadanos marchando y bloqueando las calles y quemando cauchos en varias ciudades.

Además, 19 personas fueron detenidas “por obstruir la vía pública y ataques y resistencia a la autoridad”, señaló la ministra de gobierno, María Paula Romo.