Educar en Navidad

47
Foto: Archivo.

Más de un educador –si tengo el privilegio de tener lectores/educadores – tal vez diga que quién va a  estar pensando en Navidad con tantos problemas en las escuelas y en las familias de los alumnos, y también en las familias de los docentes, y lo entiendo, pero resulta que cuando se trabaja con niños, niñas y adolescentes, hay tener presente “el interés superior del niño”, Artículo 8 de la LOPNNA, y la verdad es que en la escuela tenemos que mitigar las angustias de los estudiantes, no podemos agrandar sus angustias y problemas. Así que, aprovechemos estos días que quedan de clase para dibujar en los rostros de los alumnos una sonrisa.

Aquí mis sugerencias de actividades que pueden hacerse en el aula, y de paso, reforzar las áreas de lenguaje y valores.

Pensemos que, aun los que no son católicos, en Navidad tendrán algunas celebraciones en familia, la que quede en Venezuela, pues con 7 millones de migrantes, aquí todo el mundo tiene un familiar fuera, pero, además, están estos pocos días de diciembre con actividades escolares.

Partamos de algunas de nuestras tradiciones:  hacer hallacas. Es probable, que, dado los costos, muchas familias no puedan hacer hallacas este año, pero un buen ejercicio pudiera ser, dependiendo de la edad de los niños, conseguir receta de hallacas, ver los ingredientes básicos, y sacar la cuenta de cuánto se necesita para hacer 20 hallacas. No sería malo que las madres ayudaran a sacar esas cuentas. Matemática aplicada a asuntos cotidianos.

Otra costumbre es cantar aguinaldos y parrandas en navidad, pero con esta idea pedagógica añadida: inventar estrofas, que los alumnos las inventen y luego las canten a otros salones. ¿Qué les parece?

Yo las hago de esta manera, muy sencilla, y se pueden cantar, por ejemplo, con la música de Corre caballito, uno de los aguinaldos más populares en las escuelas, y para parrandas, se pueden cantar con Córrela, córrela, córrela. Dependiendo de la edad, algunas estrofas pueden tener carácter de “protesta pacífica” … Veamos algunos ejemplos, y la manera sencilla de escribirlas. Al principio costará un poco, pero en unos días irán fluyendo.

Vean esta: Lo leí en el tuiter/ del Ángel Gabriel/ suelten esos puños/ y pórtense bien. Cada verso tiene 5 o 6 sílabas, y la segunda rima con la cuarta Léanla de nuevo. Esta en concreto, además, está acorde con las nuevas tecnologías y las maneras de comunicarse – “lo leí en el tuiter”, y además, promueve la convivencia pacífica. O esta, para trabajar valores: A José y María/ en la Navidad/ pido que nos traiga/ más fraternidad. Da para comentar cómo nos estamos llevando en el salón, ¿ha mejorado la convivencia, el trato entre los alumnos?

Vean esta otra, para los centros con entornos muy violentos: El Ángel Gabriel/ alzando sus alas/ dijo “ya está bueno/ recojan las balas. Cada verso tiene 6 sílabas. Alas rima con balas. ¿Me siguen? También con la música de Córrela, córrela, se pueden cantar estas estrofas.

Los que trabajan con adolescentes, pueden trabajar “estrofas protesta”, como esta: Al Niño Jesús/ le vengo a pedir/ que el agua por tubo/ me vuelva a salir.  ¿Qué tal? ¿Qué venezolano no tiene problemas con el agua potable? ¿Qué otra cosa le podemos pedir?

Se puede practicar un poco en el aula un día, y poner de tarea que cada uno haga una en su casa y al día siguiente se van poniendo en la pizarra, se corrigen fraternalmente entre todos, nadie sale descalificado, solo se mejoran en el grupo para poder hacer la parranda del salón. Resulta muy animado.

   Les voy dar ejemplos de otras mías, que por supuesto las pueden utilizar en sus salones.

Mira Niño Lindo/ mándanos tu estrella/ para que veamos / Venezuela bella.

San José y María/ oigan mi oración/ No mueran más niños/ por desnutrición

Los tres Reyes Magos/ vienen de la mano/ pa que defendamos/ Derechos Humanos

A José y María/ pido con urgencia/ que nos de herramientas/ pa la no – violencia.

Al Niño Jesús/ pido en Navidad/ traiga de regalo / solidaridad

Bueno, éxito en sus actividades navideñas.