EE.UU bombardeó de nuevo puestos de milicianos iraquíes en Siria

Dos ataques a puestos de activos de la milicia respaldadas por Irán en la frontera entre Irak y Siria han sido ejecutado en un lapso de 24 horas, confirmó el Pentágono.

El primero fue ejecutado el 27 de junio y el segundo este lunes 28 de junio. Ambos tenían como objetivo el parque militar, como parte de la respuesta militar de EE.UU por el ataque de los milicianos proiraníes a instalaciones militares de Estados Unidos en Irak.

De acuerdo con fuentes del Pentágono, los milicianos proiraníes utilizaron aviones no tripulados para agredir un puesto militar de Estados Unidos.

De acuerdo con John Kirby, el ataque de Estados Unidos fue autorizado por el presidente Joe Biden, y confirmó que los objetivos eran “las instalaciones de almacenamiento operativo y de armas, en dos zonas de Siria y una de Irak”.

El vocero del Pentágono aseguró que el ataque de Estados Unidos fue ejecutado con mucha precisión y que no se conoce de bajas civiles. El funcionario confirmó el deceso de cinco efectivos de la milicia proiraní.

Estados Unidos insiste en señalar a Teherán, a las fuerzas armadas del Hezbolá y a Kataeb Sayid al Shuhada, como los factores que han ejecutado varios ataques armados a puestos militares e instalaciones civiles que albergan a funcionarios norteamericanos entre finales de abril y junio.

«Dada la serie de ataques en curso por parte de grupos respaldados por Irán que tienen como objetivo los intereses de Estados Unidos en Irak, el presidente dirigió nuevas acciones militares para interrumpir y disuadir dichos ataques», dijo Kirby. 

Hay que recordar que el 26 de junio, Estados Unidos reportó que tres drones cargados con explosivos impactaron cerca de la ciudad de Arbil, en el norte de Irak, donde Estados Unidos tiene un consulado.