El café de Mérida se puso frío: fallas de combustible afectan su distribución

Referencial/Foto: Sebaristian

Diversos productores que cosechan café en la zona baja del Sur del Lago, Mocotíes, pueblos del Sur y área metropolitana del estado Mérida, se han visto perjudicados ante la ausencia de gasolina y gasoil.

También salen afectados por las fallas de insumos necesarios como los abonos químicos y fertilizantes para la producción del café en la región.

Carlos Belandria, presidente del Clúster de Café en el estado Mérida, indicó que es sumamente “complicado y difícil” adquirir el combustible y muchos de ellos se ven obligados a adquirirlo en el mercado clandestino para poder trabajar.

Manifestó que el diésel es fundamental para las maquinarias que utilizan los productores en el campo, mientras que la gasolina es indispensable para movilizar las unidas para recoger las cosechas, comprar los materiales del campo para labrar las tierras, entre otras labores diarias.  

“Los sistemas que tienen las mesas del combustible y las zonas lejanas al área metropolitana para surtir gasolina hacen muy difícil para los productores, un motor para fumigar funciona con gasolina, el carro para trasladar el abono y las plantas necesita gasoil, realmente hay muchas limitaciones en el tema del combustible”, aseguró Belandria.

Refirió que en cuanto al tema de los insumos sigue siendo una “limitación” para los productores de café por lo que este sector productivo ha implementado otras opciones como la preparación de los abonos orgánicos.   

“Los pequeños productores que siembran una o dos hectáreas están preparando sus propios abonos desde el punto de vista orgánico y el clúster está dictando esos cursos conjuntamente con la universidad y algunas organizaciones civiles”, mencionó.

Belandria aclaró que existen muchas dudas y desconfianza por parte de los productores en comprar los abonos químicos. Muchos de estos trabajadores antes de comprar el saco de abono químico mandan a hacer un estudio para determinar su composición tras las “ofertas engañosas”.  

“En el saco se advierte que trae el triple quince con diferentes elementos de nitrógenos, fosforo, potasio, pero cuando le hacen esos estudios no existe la correlación en esa mezcla,  entonces la gente siente que pueden perder el dinero comprando esos abonos químicos, por ello antes de comprarlo, los productores mandan a hacer sus análisis porque hay ofertas engañosas y el costo también es elevado, un saco está ya por los 45 dólares”, aseguró el presidente del Clúster del café.

 Estiman elevar la producción de café

Belandria manifestó que a lo largo y ancho del estado Mérida han constatado la producción de 1 millón de plantas de alta genética. “Eso significa que pudiéramos estar entre 800 mil a un millón 200 mil kilos de producción de café dentro de dos años y medio, eso ayudaría a que Mérida, que ocupa el tercer lugar en la producción de café en Venezuela, pudiera subir su producción en quintales de café”, aseguró Belandria.