El salario de los docentes no da para vivir

20
Para Griselda Sánchez, los docentes dejan las aulas debido a los bajos salarios
Para Griselda Sánchez, los docentes dejan las aulas debido a los bajos salarios

La educadora y vocera del Sindicato Venezolano de Maestros, Griselda Sánchez, informó que los docentes venezolanos abandonan las aulas porque “lamentablemente el salario no da para vivir”.

Sánchez explicó a Radio Fe y Alegría Noticias que en la actualidad no existe un docente que gane más de dos salarios mínimos, cuando antes de agosto de 2018 un docente Tipo 1 ganaba el equivalente a 6 salarios mínimos.

“Prácticamente nos despidieron a todos, nos nivelaron a todos de manera lineal pero para abajo, no para arriba”, dijo la educadora, relatando que un maestro con postgrado y más de 15 años de servicio cobró 300 mil bolívares:

“No pudimos comprar ni siquiera un mercado para mantener nuestros hogares. Eso es lo que está ocasionando que la gente se vaya”, dijo, informando que manejan cifras de más del 40% de los docentes han abanadonado las aulas.

Sobre el nuevo programa anunciado por el Ministro de Educación, que pretende formar a ciudadanos de las comunidades para llevarlos a dar clases en las escuelas, Sánchez consideró que va a ser un fracaso.

De acuerdo con su opinión, ninguna persona está dispuesta a trabajar con una cantidad de estudiantes en aula si el salario devengado no le va a servir para sobrevivir y destacó que una persona que vende café o tortas gana más que un docente.

Además, recalcó que la medida anunciada por Isturiz, a la que han denominado “Docentes Express”, va en contra del artículo número 104 de la Constitución, que establece que las personas que ocupen cargos de docencia deben ser educadores.

No sólo los docentes, los estudiantes también se van

La educadora declaró que a esos problemas se suman las dificultades a las que se enfrentan los estudiantes.

En ese aspecto destacó que los colegios no están recibiendo comida en las instituciones y recordó que, además, se eliminó el una vez tradicional “ticket estudiantil”.

“La mayoría de los estudiantes no van a clases porque no tienen cómo desplazarse, porque además les quitaron el ticket estudiantil. ¿Cómo hace un estudiante que vive en La Vega y estudia en El Paraíso, que tiene que agarrar dos autobuses para ir al liceo? ¡No puede ir! Lo que ha pasado es que han desertado”, exclamó.

Sánchez reveló que alrededor del 60% de la población estudiantil entre los 3 y los 17 años ha abandonado las aulas, bien sea porque salieron del país o porque no existen las condiciones para volver a clases.

También sumó los problemas con los servicios públicos como agua potable y energía eléctrica, denunciando que muchas de las instituciones educativas del país no cuentan con ellos.

Rechazó las declaraciones de los dirigentes gubernamentales que aseguran que el creciente deterioro en la calidad de la educación venezolana es resultado de las sanciones de los Estados Unidos, asegurando que es algo que viene ocurriendo “desde hace años”, señaló.

Por esa razón, afirmó que su gremio considera necesaria la renuncia del ministro Aristóbulo Istúriz, al considerar que no tiene las competencias para recuperar al sector educativo.