El señor Julio apenas compra pescado con su pensión

Foto: pescados en el mercado municipal de Tucupita / Tanetanae.com.

El señor Julio ve “evaporizar” su pensión en tan solo un día. Mira cómo adquiere pocos productos cuando su dinero “se va pronto”.

Julio Velásquez tiene 87 años de edad. Vive en La Perimetral de Tucupita junto a su esposa y un nieto. Él aguarda por su pensión solo para poder comprar pescados en el mercado municipal de la localidad pues es lo que le apetece.

Pero para eso tiene que esperar por lo menos un mes. Su nieto de 27 años de edad “por suerte” lo ayuda con los gastos del hogar.

Julio sabe que su pago no bastará para cubrir sus necesidades básicas, pero se conforma con que, al menos, coma pescados uno o dos días. Lo considera así en plena crisis.

“Comprar pescados, solo para eso da. Porque un kilo de pollo cuesta más de 40 mil, más que la pensión.

Es para lo que me alcanza y también porque quiero, pues.”

El señor se levanta muy temprano para poder tomar el autobús y lograr trasladarse hasta el Banco Caroní. Agradece el hecho de que no paga pasaje en el transporte público.

“Menos mal que hoy no hay cola, sino no me paro aquí solo para retirar 40 mil bolívares.

Hijo, eso es lo que te puedo decir, estamos mal. Vamos de mal en peor cada día.

Un kilo de caribe está en 9 mil, más la yuca y la harina, se va todo (Risas).

Julio habrá caminado esa mañana del jueves 22 de agosto al mercado y ese día pudo comer pescado porque lo anhelaba.