Emigrantes venezolanos desesperados acuden a Cáritas Bolivia

21 venezolanos que estaban a la intemperie en la frontera entre Bolivia y Chile, después de no poder ingresar al país austral, acudieron a la sede de Cáritas Bolivia en busca de ayuda y fueron recibidos en calidad de refugiados.

El grupo, que componen 18 personas adultas y tres niños menores de 12 años, no pudieron ingresar a Chile debido a las exigencias migratorias restrictivas y la falta de pasaportes con visa de turistas, lo cual, desde la última semana de junio, es imprescindible para poder entrar a Chile.

La nación austral ha dejado de emitir la visa de responsabilidad democrática que permitiría al migrante establecerse en Chile.

El Estado chileno exige pasaporte visado, cédula de identidad, certificado de antecedentes penales y otros documentos que deben ser gestionados en Venezuela. Sin embargo, la falta de funcionamiento adecuado del Servicio de Administración, Identificación, Migración y Extranjería (Saime), ha impedido tales gestiones.

Desde el 25 de junio, 98 venezolanos están varados entre Ecuador y Perú en tránsito hacia Chile y otros 700 estarían en el complejo fronterizo Chacalluta en medio del frío y en la calle.