En Achaguas atienden las emergencias en la morgue

El Jefe del Sindicato de Trabajadores de la Salud del estado Apure, Miguel Barrios, denunció el cierre técnico del área de emergencias del hospital Dr. Francisco Antonio Risquez, en Achaguas.

Barrios explicó al programa A Fondo, de Radio Fe y Alegría Noticias, que cuando se remodeló el área de emergencias del hospital, no se tomó en cuenta la ventilación natural de la misma y no se dejaron ventanas.

Como consecuencia, cuando fallan los aires acondicionados, la sala no recibe ventilación natural, lo que acarrea riesgos para los internados.

El jefe sindical explicó que, precisamente, el sistema de aire acondicionado central del hospital se dañó por completo, lo que obligó al personal a atender las emergencias en la morgue.

“A la morgue llegan muertos, eso está contaminado. Imagínese que llega un trabajador herido allí, en lugar de mejorar su salud se va a enfermar más”, indicó Barrios, quien dijo que este hospital es considerado el tercero más importante del estado.

Aseguró que los trabajadores de limpieza manifestaron haber limpiado y desinfectado la morgue pero, aún así, considera que no existen las condiciones sanitarias ideales para operar un área tan delicada como la de emergencias.

El dirigente expresó su preocupación por la salud de los pacientes que acuden en busca de ayuda, así como del personal que labora en el lugar.

Autoridades en silencio

Explicó, además, que las autoridades de salud del estado se han mantenido en silencio y no se han pronunciado sobre el tema, por lo que se desconoce si se tiene planeado la resolución de los problemas del hospital.

Por esa razón, decidieron reunirse este lunes 29 de julio con la junta directiva del Dr. Francisco Antonio Risquez para hacerles llegar su solicitud de solucionar el problema de aire acondicionado y otras fallas que afectan sus condiciones de trabajo. De no conseguirlo, los agremiados están considerando paralizar sus labores.

Barrios expresó que éste no es el único hospital que tiene deficiencias, destacando que los ambulatorios de tipo I, II y III de la entidad se encuentran completamente abandonados, además, detalló que el único servicio de bioanálisis que funciona es el del hospital Pablo Acosta Ortíz, que atiende al sur del estado Apure así como a parte de Amazonas y Guárico.

Aclaró que para él, los bloqueos impuestos por el gobierno de los Estados Unidos no son la única causa del deterioro en los distintos hospitales y ambulatorios del país, pero sí son un problema.

“Se hace un poco más difícil obtener equipos médicos, por ejemplo, los de rayos X son equipos de tecnología norteamericana y es un poco más difícil para las autoridades adquirirlos. Sin embargo, hace falta también voluntad para casos tan sencillos como reparar un aire acondicionado. Ya es un caso de falta de voluntad, de gerencia”, explicó.

Escuche la entrevista aquí: