En Costa Rica rechazan negociaciones con el FMI

Organizaciones civiles, movimientos sociales y especialistas se concentraron en una marcha en rechazo a las intenciones del gobierno de Costa Rica de reunirse a negociar con el Fondo Monetario Internacional.

El movimiento es otra de las múltiples manifestaciones que han hecho los costaricenses desde agosto, cuando la Asamblea Legislativa aprobó, en segundo debate, un crédito por 508 millones de dólares mediante el mecanismo de financiamiento rápido del Fondo Monetario Internacional, un tipo de préstamo común en situaciones de emergencia.

Sin embargo, quienes se oponen a las negociaciones con el FMI aseguran que Costa Rica tiene recursos suficientes para recuperarse del daño económico provocado por la pandemia de COVID-19, por lo que un crédito de este tipo no es necesario.

“Este acuerdo con el Fondo Monetario Internacional no es necesario y no es deseable. ¿Por qué no es necesario? Porque el Banco Central tiene una reserva monetaria de 8 mil millones de dólares y estamos pidiéndoles mil 750. Tiene 8 mil millones ahí, guardaditos”, opina el periodista Manuel Delgado Cascante.

Además, los ciudadanos aseguran que el préstamo agudizará la pobreza, la desigualdad, el desempleo, el trabajo informal y la evasión fiscal en el país, debido a las reformas tributarias que plantea.

“En este país los pobres estamos teniendo que pagar el hueco fiscal que han hecho los verdaderos ladrones, que nunca pagan impuestos y que declaran ganancia cero”, dijo uno de los manifestantes.

Mientras tanto, la jornada de manifestaciones ya causó varios choques entre las fuerzas de seguridad y los protestantes, que ya denuncian abuso de la fuerza y detenciones de varios de sus activistas.