En cuarentena sin poder trabajar ni tener qué comer

Foto: Isaura Ramos | Radio Fe y Alegría Noticias

Estar en cuarentena en la frontera es muy difícil. No poder salir a trabajar y la ansiedad de no saber qué comer mañana, es la principal preocupación de quienes viven del día a día

Wilson Liscano, ciudadano de la frontera en el Alto Apure, siempre ha vivido de su trabajo como latonero y soldador, pero actualmente no consigue trabajo.

Él se reinventó y está fabricando parrilleras artesanales pero tratar de venderlas no ha sido fácil.

Para él, “lo que más nos afecta a nosotros, las personas de bajos recursos económicos, es estar encerrados y no poder salir a trabajar”.

A pesar de las necesidades cotidianas que viven las familias de la frontera y que se acentúan con la cuarentena social, Wilson mantiene la fe y la esperanza intactas. El está seguro de que todo pasará.

Afirma que la fórmula que lo mantiene en pie es su paciencia, sus manos y ganas de trabajar. Y es así como ha logrado ganarse en estos días un plato de comida.

Dice que “tenemos que tener paciencia. No me da pena decirlo, en estos días he lavado platos para ganarme el almuerzo. También limpié un patio para ganarme un plato. Así me ha tocado”.

Para Wilson, al igual que la mayoría de familias que viven del día a día, no es fácil cumplir con una cuarentena que les limita llevar el sustento a sus casas.

Ellos exigen a las autoridades que se activen en atender a estas familias ya que son las más vulnerables.