En Guajira, madres y niños lloran de hambre

Foto referencial: Radio Fe y Alegría Noticias

“Me duele el corazón de verlo acostado así y me decía ‘tengo hambre, mami. No voy a jugar hoy porque no tengo qué comer‘. No tengo nada”, es el lamento común de las madres de la Guajira venezolana.

El hambre, la falta de dinero en efectivo, la cuarentena social y un toque de queda se juntaron para agudizar la situación ya crítica en este municipio fronterizo del estado Zulia.

Es así como se repite en cada uno de sus habitantes el desespero por un estómago vacío que no encuentra consuelo ni alimento para calmarlo.

“Tengo días sin comer. Me dieron un kilo de maíz, hice chicha pero no había azúcar. No consigo plata para comprar mercado”, manifestó otra madre de la Guajira.

Hombres y mujeres, niños y adultos padecen a diario esta situación para la que, aseguran, su territorio no estaba preparado.

“El gobierno tiene que actuar en alimentación de los niños, de los ancianos. Va a habar una calamidad ahorita en la Guajira”, expresó un vecino a Radio Fe y Alegría Noticias. Él recordó que las entidades bancarias permanecen aún cerradas mientras que los puntos de venta de los comercios no funcionan.

Para él, sobreviven gracias a “la misericordia de Dios”.

Mientras que Jesús González, otro habitante afectado, explicó que la situación actual “nos ha afectado desde todo punto de vista, en lo físico, lo social y también psicológico porque un padre ahorita se desespera con esta crisis que cada día aprieta, pone a prueba la fuerza de voluntad que uno tiene, el esfuerzo que uno hace por llevar algo a casa, entonces se le cierran las puertas y cómo hace uno para poder llevar el sustento a la casa. Ya no se puede.”

Otro vecino expresó que a la Guajira solo llega el Mercal “pero de venta y más cara”, en referencia a que no llegan las bolsas de alimentos gratuitas que ha ofrecido el gobierno nacional.

Protestar para exigir atención alimentaria y mejoras en el suministro de los servicios básicos se convirtió en una amenaza para el gobierno local que ha reprimido las manifestaciones de los vecinos.

A esta situación se suma también el toque de queda implementado en este municipio fronterizo del estado Zulia desde el pasado 21 de mayo desde las 4:00 de la tarde hasta las 10:00 de la mañana del día siguiente, sin una fecha específica de culminación.

Por Norma González | Radio Fe y Alegría Noticias