En Guárico atienden a 30 abuelos con ollas solidarias

28
Cada ocho días se prepara esta olla de comida para mas de 30 abuelos; Foto: Cortesía

Aún en medio de la cuarentena social, hay iniciativas que nacen a fin de apoyar a quienes menos tienen para poder pasar el tiempo en sus casas.

Yasnaias Vélez, miembro de Fundación Nacional de Derechos Humanos Venezuela y coordinadora del Club de Abuelos “Vivir a Plenitud” en San Juan de los Morros, se ha dedicado en este tiempo de cuarentena social a atender a más de treinta abuelos con un plato de comida.

Vélez relató a Radio Fe y Alegría Noticias que tomó la iniciativa de preparar cada ocho días comida a los adultos mayores que integran el club, ya que la mayoría no se están alimentando bien porque viven de solo una pensión.

“Desde que se inició esta cuarentena tomé la iniciativa de hacerle comida a los abuelos ya que estamos todos en esta parte vulnerable donde la falta de comida. A los abuelos no les alcanza”, contó.

Agregó que “gracias a la ayuda del equipo de Radio Fe y Alegría 94.3 Fm y a las personas que no ayudan con los aliños, las verduras que es lo más costoso. Fe y Alegría me ayuda con el arroz, los frijoles y cosas así. Los demás, hasta los mismos abuelos traen en sus tacitas un ajicito, un cilantro de monte, cositas así”.

La coordinadora señaló que cuenta con la ayuda de un abuelo que busca y lleva las tazas a las casa de los demás beneficiarios, para poder cumplir con las medidas de seguridad durante la pandemia.

Con una caja de cartón el abuelo reparte las comida a los abuelos del Club. Foto: Cortesía

“Tengo un abuelo que es el que lleva las tazas. Los abuelos no se mueven de sus casa, él se las lleva. La comida se hace más que todo en leña porque no conseguimos mucho el gas”, acotó.

Yasnaias comentó que el Club de Abuelos se conforma de 41 adultos mayores, pero se están atendiendo solo treinta, que no tienen quien los apoye en estos momentos.

“No todos tienen esa necesidad porque hay abuelos que tienen a sus familiares que les mandan sus comidas y están ahí. En cambio hay otros que viven solos y no tienen. De ellos tengo cuatro que tienen familiares que están fuera del país”, agregó.

Este Club de Abuelos se fundó con la iniciativa de apoyar y recrear a los adultos mayores que están en sus hogares realizando labores domésticas o muchas veces atendiendo a sus nietos sin que se les brinde ninguna ayuda o compensación de parte de sus familiares.